El brote de listeriosis ha dejado en evidencia al gobierno de Andalucía, que sabía semanas antes que algo ocurría porque habían saltado las alarmas epidemiológicas y ya se habían contabilizado los primeros casos, pero que entró en un estado plano donde la inoperancia y la falta de toma de decisiones les dejaron en evidencia.

El médico Jesús Candel, más conocido popularmente como Spiriman, lo analiza en este vídeo: