Joaquim Bosch, magistrado y portavoz territorial de Juezas y Jueces para la Democracia, ha sido entrevistado por Joaquín Prat en Cuatro al día y ha dejado varias claves sobre el pasaporte inmunológico para aquellas personas que hayan pasado ya la enfermedad provocada por el coronavirus y, por tanto, desarrollado anticuerpos contra el SARS-CoV-2. 

La ‘cartilla covid-19’, como la presidenta de la Comunidad de Madrid ha apodado tentativamente a este proyecto, es un concepto que se valoró a comienzos de la pandemia en varios países y pronto se guardó en el cajón de nuevo por múltiples razones, que expone Bosch.

El jurista detalla que «la cartilla de inmunidad anunciada por la Comunidad de Madrid puede ser contraria a las normas europeas que prohíben el tratamiento de datos personales sobre la salud». «Además, genera bastantes dudas jurídicas, éticas y médicas. Y también inquietantes espacios de discriminación», añade en un tuit donde comparte el vídeo.

Bosch no es la única voz crítica con estos pasaportes. El virólogo Andrea Crisanti, que dirigió la estrategia de contención de la epidemia en la región de Véneto, ya definió a mediados de abril la idea de los pasaportes de inmunidad como «una estupidez sin precedentes«. «No lo aconsejamos. Ni siquiera sabemos si la respuesta inmunitaria protege contra el virus. Es absurdo hacer planes sobre algo así».

La OMS se pronunció también en Abril: «Actualmente no hay evidencia de que la gente que se ha recuperado de covid-19 y tenga anticuerpos esté protegida de una segunda infección».

Preguntado por la medida anunciada por la Comunidad de Madrid, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, se mostró en desacuerdo. «Ningún organismo internacional, ni la OMS ni ningún documento que hemos elaborado contempla este tipo de medidas», declaró en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.