En su memoria anual de 2018, publicada este lunes, 9 de septiembre, la Fiscalía General del Estado ve «muy inquietante» el incremento de la violencia de género y sexual entre jóvenes y adolescentes, especialmente en los casos de delitos contra la libertad sexual ejercida en grupo, las ‘manadas’. Respecto a este último fenómeno, la institución lo vincula directamente al uso de la pornografía en las redes sociales.

La Fiscalía expresa su «preocupación» por este aumento y hace una especial referencia a las víctimas y agresores de violencia machista ante el «aumento contrastado de denuncias y expedientes incoados» durante el año pasado. «Preocupante resulta que las jóvenes resten importancia a los hechos y disculpen a los agresores, siendo generalmente los familiares de la víctimas quienes interponen la denuncia o personas anónimas que observan los hechos y avisan a la policía», señala Fiscalía.

249 menores de edad fueron enjuiciados en 2018 por delitos de violencia contra la mujer, constatándose que «desde 2012 se ha producido un progresivo incremento que parece estabilizarse en los dos últimos años», de acuerdo a datos del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Los datos de la Unidad de Menores de esta institución muestran, además, un «aumento significativo» del número de diligencias preliminares incoadas por violencia de género, lo que, a su juicio, es «preocupante». Se han contabilizado 944 asuntos en el año 2018, frente a los 684 y 543 incoados en los dos años anteriores, respectivamente, siendo la franja de edad entre los 16 y 17 años en la que se da este fenómeno con mayor incidencia. «Existe una inequívoca tendencia al incremento de la violencia entre menores, adolescentes y jóvenes. Esta tendencia se refleja tanto en el ámbito doméstico como en las relaciones sentimentales iniciadas a una edad cada vez más temprana, y que se asientan sobre pautas de control y dominación del chico sobre la chica», manifiesta la institución.

Para la Fiscalía, «esta realidad obliga a prestar una especial atención a estos jóvenes que, pese a haber crecido en un entorno de sensibilización contra los malos tratos, funcionan con similares patrones de discriminación del hombre sobre la mujer.

Ortega Smith: «La violencia de género es una gran mentira»

En las antípodas de estás importantes declaraciones de la Fiscalía, que busca que se tomen medidas urgentes para paliar el aumento de casos de violencia machista, se encuentra el partido de extrema derecha VOX. El secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, ha cargado este lunes contra lo que la formación denomina «ideología de género» y ha tachado la violencia machista de «una gran mentira», remarcado además que «negar esto» es como «negar el día o la noche».

De esta manera, Smith menosprecia tanto a las víctimas de la violencia machista como a la fiscalía, manifestándose al discurso de la fiscal general del Estado, María José Segarra. En declaraciones a los periodistas al finalizar el Inicio del Nuevo Año Judicial en la Comunidad de Madrid en el Tribunal Supremo, en el que ha hecho especial mención a la violencia de género, ha ironizado con que sus afirmaciones podían parecer «políticamente incorrectas» y ha reprochado que «solo se centrase» en la violencia machista, aunque ha matizado que este problema es «algo gravísimo que hay que terminar de atajar».

También en respuesta a la fiscal, ha rechazado que «pretenda que la instrucción de los procesos penales recaiga en la Fiscalía», ya que, según entiende el portavoz de Vox, en España no «existe una total y absoluta garantía de su independencia». En esta misma línea, para no alejarse del tono xenófobo de su formación política, también le ha criticado que no haya mencionado el «delito de colaboración en la inmigración y las mafias de tráfico de personas».

Los datos del Gobierno sobre violencia machista

En 2018 se publicó el estudio “Percepción social de la violencia sexual”, un texto pionero en España y en Europa, ya que no se había realizado hasta entonces una encuesta enfocada íntegramente en el estudio de la violencia sexual y realizada a una muestra de 2.465 personas de 16 y más años, representativa de la población de hombres y mujeres residentes en España.

Según los datos arrojados por el estudio, uno de cada tres jóvenes considera «inevitable» o «aceptable» en algunas circunstancias controlar los horarios de la pareja, impedir a la pareja que vea a su familia o amistades, no permitir que la pareja trabaje o estudie o decirle las cosas que puede o no puede hacer.

Según el texto, en el análisis de las creencias sobre los motivos por los que algunos hombres agreden sexualmente a las mujeres hay que distinguir entre:

  • Los que de alguna forma justifican el comportamiento del agresor
  • Los que no lo justifican

Según este informe, aunque en la juventud española un 96% de las mujeres y un 92% de los hombres considera inaceptable la violencia de género, no todas las formas de este tipo de violencia concitan el mismo rechazo ni todos los comportamientos que constituyen maltrato son identificados como tales, por lo que no es de extrañar que existan jóvenes que no identifican los comportamientos de control con violencia machista.

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario