Cuando era alcalde en Vitoria, Javier Maroto se sumó al dirigente del PP de Guipúzcoa Borja Sémper en su defensa de pactar con Bildu.

La intervención de la portavoz parlamentaria de EH Bildu, Mertxe Aizpurua, ha sido recibida este domingo en el Pleno de investidura del candidato socialista, Pedro Sánchez, con gritos de «asesinos» o «terroristas».

Prácticamente desde que ha subido a la tribuna, desde la bancada de la derecha, donde se encuentran ubicados el PP, Vox y Ciudadanos, se ha comenzado a interrumpir a la dirigente de Bildu. La primera vez cuando estaba criticando el discurso del Rey tras el referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017.

Enseguida, se le ha dirigido un «asesinos» desde los escaños de la derecha del hemiciclo e incluso también se ha podido escuchar un «Viva el Rey». El primer calificativo no ha pasado desapercibido para la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, que ha tenido que intervenir en diversas ocasiones para pedir a sus señorías que guardaran silencio y que respetaran a la diputada que estaba en uso de la palabra.

Pablo Casado, pese a no tener el turno de palabra, quiso intervenir para opinar sobre las palabras pronunciadas por Aizpurua. «En virtud del artículo 103 debería haber llamado al orden a la portavoz de EH Bildu. Acabo de escuchar la intervención más nauseabunda que he escuchado nunca en este hemiciclo», dijo Casado.

Sin embargo, cuando era alcalde en Vitoria, Javier Maroto se sumó al dirigente del PP de Guipúzcoa Borja Sémper en su defensa de pactar con Bildu.

«No me tiemblan las piernas para llegar a acuerdos con nadie. Y creo que eso es bueno. Ojalá sucediese en más foros. Ojalá cundiese el ejemplo», le dijo Maroto al concejal de Bildu Antxon Belakortu durante un debate presupuestario, según informó El Mundo del País Vasco el 9 de enero de 2013. El alcalde popular se mostraba así dispuesto a pactar con quien fuese, incluido Bildu, para sacar sus presupuestos adelante.

«Yo he tenido el coraje de llegar a entendimientos con ustedes», le dijo Maroto a Belakortu durante el debate. «No hay ningún inconveniente para el acuerdo, el acuerdo es bueno. Hay municipios en Euskadi en los que, aunque PP y Bildu coincidan en sus prioridades, no votan juntos. Y esto nos hace distintos en Vitoria. A lo mejor es cuestión de talante”.

El portavoz de FACUA-Consumidores en acción, Rubén Sánchez, ha publicado un vídeo en su cuenta de Twitter en el que Javier Maroto confirma estás declaraciones: «Hay mucha gente en Bildu que ha buscado la paz desde el principio». «Javier Maroto, en los tiempos en que defendía sus pactos con los que hoy desde la bancada del PP llaman asesinos», añadió Sánchez. Un enorme ejercicio de hipocresía de los populares.