Continúan las agresiones indiscriminadas a activistas y manifestantes independentistas en Catalunya. Los nervios afloran y las detenciones superan ya lo razonable. Lo ocurrido ayer es un claro ejemplo de ello.

Un hombre ha decidido bajar a la calle en Girona para intentar apagar una de esas barricadas porque las llamas rozaban su vivienda. Los familiares de este hombre han explicado que cuando estaba extinguiendo el fuego la Policía Nacional lo han paralizado y reducido de forma violenta cuando llevaba un cubo vacío en la mano.

El hombre gritaba «sólo quería apagar el fuego» mientras los agentes lo detenían. La familia se lo ha intentado explicar a los agentes pero no han conseguido convencerles.

 

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario