El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, se ha visto obligado a destituir este viernes al secretario nacional de Cultura, Roberto Alvim, por las presiones recibidas tras la polémica generada por un discurso oficial en el que parafrasea a Joseph Goebbels, el ministro de propaganda de Adolf Hitler, con música de Wagner, que fue utilizado por el régimen nazi para su propaganda, y lleno de guiñis al nazismo.

«Comunico el cese de Roberto Alvim de la Secretaría de Cultura del Gobierno. Una declaración desafortunada, aunque se haya disculpado, volvió insostenible su permanencia», indicó Bolsonaro en Twitter.

La Secretaría de cultura de Brasil difundió este viernes en redes sociales un vídeo oficial en el que hasta ahora su responsable promociona un premio nacional a la cultura. En la grabación, con la Cruz de Lorena a su izquierda, la bandera brasileña a su derecha y la foto de Bolsonaro de fondo, utiliza en el vídeo música de Richard Wagner, además de calcar una cita de Goebbels.

A lo largo del discurso explica algunas de las principales líneas del Gobierno de Bolsonaro para las políticas públicas: la patria, la familia, el «coraje del pueblo» y «su «profunda vinculación con Dios», para defender una idea nacionalista del arte brasileño.

«La cultura no puede quedarse ajena a las inmensas transformaciones intelectuales que estamos viviendo», afirma Alvim. Después, parafrasea a Goebbels: «El arte brasileño de la próxima década será heroico y será nacional, estará dotado de gran capacidad de implicación emocional y será también imperativo, profundamente comprometido con las aspiraciones urgentes de nuestro pueblo, o no será nada».

La música que acompaña el vídeo es una pieza de Lohengrin, de Wagner. La música de este compositor alemán fue utilizada por el régimen nazi para su propaganda.

Políticos, artistas y personalidades del país criticaron el vídeo oficial publicado en Twitter que recibió cientos de comentarios relacionados con la apariencia, el vocabulario y la música elegida. El presidente de la Cámara de los Diputados, Rodrigo Maia, pidió la destitución de Alvim como secretario: «El secretario de Cultura pasó todos los límites. Es inaceptable. El Gobierno brasileño debería alejarlo urgente del cargo», sentencia Maia en su cuenta de Twitter.

El ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, ha indicado que el secretario ha traspasado «todos los límites» y ha copiado «trechos exactos del discurso del nazi Goebbels». En la misma línea se ha pronunciado el Partido Socialismo y Libertad (PSOL), que ha destacado que «usar retórica nazi y discurso de Goebbels puede parecer patético, pero en realidad es peligroso y violento». «No normalicemos los absurdos de esa gentuza que hoy gobierna Brasil», ha señalado la formación.

Horas después, el presidente ha anunciado su destitución y ha expresado en otro tuit su «repudio a las ideologías totalitarias y genocidas, como el nazismo y el comunismo, así como a cualquier tipo de inferencia de las mismas». «También expresamos nuestro apoyo total y sin reservas a la comunidad judía, de la que somos amigos y compartimos muchos valores comunes», remata.