En las últimas horas, la situación de violencia en Bolivia ha escalado a niveles sin precedentes. Marchas pacíficas de campesinos y cocaleros en Cochabamba fueron reprimidas por las Fuerzas Armadas y policiales del gobierno de la autoproclamada presidenta interina Jeanine Añez y las imágenes que llegan desde el país son escalofriantes.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos ha sumado su voz condenando lo sucedido en el día de la fecha:  “La CIDH condena el uso desproporcionado de la fuerza policial y militar en Cochabamba, Bolivia, que ya resultó en cinco personas fallecidas y múltiples heridas”, informa el organismo. Y advierte: “Las armas de fuego deben estar excluidas de los dispositivos utilizados para el control de las protestas sociales”.

Dirigentes del Movimiento al Socialismo (MAS) han estado enviando mensajes a bolivianos radicados en Argentina y otros países, resaltando que las marchas han sido pacíficas. Benita Díaz, parlamentaria del MAS, asegura que “los militares y policías actúan con odio: esta marcha estaba encabezada por niños y mujeres”.

Los manifestantes piden difundir los vídeos que graban, pues denuncian que los medios nacionales no muestran su lado de la historia.

«Esto es una dictadura, nos están matando», dice una manifestante sobre la represión de la fuerza pública en Cochabamba, Bolivia

Aquí podemos ver a una madre llorando a su hijo asesinado por las fuerzas de seguridad en la manifestación.

Denuncian amenazas y persecuciones a la prensa para que no se muestre lo que sucede.

Evo Morales sobre la violencia sobre su pueblo

El presidente electo de Bolivia, Evo Morales, dimitido tras el golpe de Estado, le pidió este viernes a la Fuerza Armada (FFAA) y a la policía que «paren la masacre» en el país andino, tras registrarse cinco muertos durante la represión a una protesta de cocaleros contra el Gobierno de de hecho, presidido por la legisladora Jeanine Áñez.

«Pido a las FFAA ya la Policía Boliviana que paren la masacre. El uniforme de las instituciones de la Patria no puede mancharse con la sangre de nuestro pueblo», escribió Morales, a través de Twitter.

El mandatario enfatizó que «la dictadura» de Jeanine Áñez y «los golpistas», en referencia al excandidato presidencial Carlos Mesa y el opositor Luis Fernando Camacho, «gozan de la complicidad» de los exdefensores del Pueblo, Waldo Albarracín y Rolando Villena, «para masacrar a los humildes que marchan pacíficamente para retornar a la democracia «.

«Tendrán que responder por graves delitos de lesa humanidad «, afectados el mandatario depuesto.

Vídeo Recomendado:

1 Comentario

  1. Pero no veo a ningún país de los que se llaman defensores de los derechos humanos,,que se tomen en serio los golpes militares dados por los estados unidos,en Latinoamérica.
    Claro el golpista son los YANKIS.y como todos los países!del mundo capitalista está de rodillas a los pies de Trump.
    No entiendo lo que esperan los paises socialistas para declararle la guerra,por fin morirían los que tendrían que morir,pero se terminaba este calvario de a ver a quién le toca que es se levanta el presidente de los EEUU.

Deja un comentario