El pasado jueves varios centenares de personas se concentraban en la Facultad de derecho de Granada para intentar coartar la conferencia de la excandidata de Vox a la Junta de Andalucía, Macarena Olona.

Al aparecer Olona se encontraban concentrados militantes de la Unión Sindical Estudiantil, junto a otras organizaciones y colectivos como Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), CGT, CNT, Ustea o Izquierda Anticapitalista, que han denunciado, además, la «actitud» de la Universidad de Granada ante la organización de charlas que considera de «ideología puramente reaccionaria».

A las puertas del Paraninfo de Derecho se registraban diversos forcejeos que desde Vox utilizaban para victimizarse a través de redes sociales. Además, los manifestantes se dedicaron a gritar consignas contra el fascismo.

De inmediato la excandidata era escoltada por la Policía Nacional y una vez dentro de la facultad, donde había decenas de estudiantes agarrados de los brazos para formar un muro de bloqueo en la puerta, Macarena Olona se lanzaba contra ellos, teniendo que ser retirada por los cuerpos policiales, que comenzarían a cargar.

Empujando y cogiendo de la pechera

Sin embargo, este mismo sábado, el periodista Cristian López Domínguez publicaba un vídeo con una advertencia y un nuevo punto de vista: “Ojito a estas nuevas imágenes de la visita de Olona a Granada el pasado jueves. Es Bertrand Ndongo, asesor y militante de Vox, empujando y cogiendo de la pechera, de forma tremendamente violenta, a un manifestante que tan solo se interponía en la puerta del recinto universitario”.

https://twitter.com/_Mamua/status/1571467042544402432?ref_src=twsrc%5Etfw

Tras la agresión, el militante del partido de extrema derecha fue reducido y desalojado por los agentes de la Policía Nacional que velaban para que la situación no se saliera de su cauce. De hecho, los agentes han propuesto a Bertrand Ndongo para recibir una sanción por desacato y por mostrarse en actitud violenta, algo que él asegura no entender”, explica el periodista Pablo Mata en La Voz del Sur.

DEJA UNA RESPUESTA