Tras cuarenta años enterrado en el Valle de los Caídos, los restos mortales del dictador Francisco Franco fueron transportados a Mingorrubio, en El Pardo, donde su cadáver descansará junto al de su esposa, Carmen Polo.

María Patiño, una periodista perdida entre la crónica social y la prensa rosa, ha dado que hablar en casi siempre poco respetable programa Sálvame tras expresar su opinión sobre la exhumación del dictador Francisco Franco.

La presentadora fue muy dura y muy clara tras ver las imágenes de la familia Franco llevando a hombros al dictador.

“Me ha parecido bochornoso el lugar que se le ha dado a la familia de Franco. Hoy no se iba un abuelo, hoy se iba un dictador. Las concesiones del gobierno con la familia, que viven de un patrimonio cuyo origen viene de un dictador, no lo entiendo”, ha afirmado Patiño.

E incluso ha sido más dura: “Viendo las imágenes se me ha revuelto todo. Una solemnidad y una sensación de orgullo por parte de los familiares que se han olvidado de que ahí no estaba el abuelo ni el padre, estaba un dictador que ha matado a muchísima gente. Y no me ha gustado nada las concesiones del Gobierno a la familia Franco”.