Los campos de concentración británicos

Annur TV

 

Durante la Primera Guerra Mundial, el Reino Unido utilizó campos de concentración para controlar a los que no podían llevar ante los tribunales: hombres que no habían cometido ningún delito además de pertenecer a la nacionalidad o al grupo étnico incorrecto. Entre ellos había alemanes y austríacos que vivían en Gran Bretaña, así como ciudadanos irlandeses sospechosos de deslealtad a la corona.

Un año después del final de la Segunda Guerra Mundial, la agricultura británica solo funcionó gracias al trabajo esclavo. En mayo de 1946, mientras altos oficiales de las SS se preparaban para el juicio en Nuremberg, 385,000 trabajadores esclavizados fueron retenidos detrás de alambre de púas en las Islas Británicas; miles más llegaron cada semana. En ese momento, constituían más del 25 por ciento de la mano de obra de la tierra.

Aberrantes casos, que mayormente no son mencionados ni recordados ni mucho menos retratados en el cine


Necesitamos tu ayuda para seguir adelante con el periodismo crítico, ayúdanos a no tener que depender de publicidad externa y que Contrainformación sea solo de sus lectores. Con 1, 2, o 3 euros al mes nos ayudarás a seguir mostrándote nuestros artículos críticos.

Ayúdanos a seguir ofreciendo Contrainformación.

Deja un comentario