El boicot a Burger King llevado a cabo por usuarios de tuiteros molestos con la última campaña de la multinacional ha surtido efecto. O no. La empresa solicitó retirar el último día de campaña la publicidad y después de que los definidos como «ofendiditos» moviesen su anuncio por redes de una manera que la empresa no podría ni imaginarse.

Marina Lobo, presentadora de ‘Hasta el coño de‘, programa de Spanish Revolution en Twitch, analiza la situación:

DEJA UNA RESPUESTA