A pesar de que la sociedad progresa y cada vez existen más lugares adaptados para las personas que tienen alguna discapacidad, lo cierto es que aún existen espacios no habilitados para las distintas necesidades que puedan tener estos usuarios.

Desde 2008, España cumple con el Reglamento europeo por el cual en todos los aeropuertos se exige un servicio de atención a los pasajeros con movilidad reducida. Es decir, debe haber una persona de apoyo que le permita facilitar sus traslados y necesidades durante su estancia en el aeropuerto y durante el viaje.

Pero ese no ha sido el caso sucedido en uno de los aviones de AlbaStar Airlines de España, en donde una mujer paralizada de la cintura para abajo tuvo que arrastrarse por el pasillo de un avión para ir al baño.

Vídeo | Una mujer con discapacidad debe arrastrarse por el pasillo de un avión para poder ir al baño
Vídeo | Una mujer con discapacidad debe arrastrarse por el pasillo de un avión para poder ir al baño

La tripulación le dijo que debía lleva un «pañal» para poder hacer frente a estas situaciones

Jennie Berry, que vive en Hartlepool, Durham (Reino Unido), no obtuvo ningún tipo de ayuda por parte de la tripulación, quien incluso le dijo que debía lleva un «pañal» para poder hacer frente a estas situaciones.

La mujer tuvo que tomar la decisión desesperada de arrastrarse por el pasillo y solicitar la ayuda de otro viajero, en el que tuvo que apoyarse, para poder acceder al retrete.

«¿Solo se espera que otras personas en esta situación se orinen y esa es la política?

Jennie ha inmortalizado el momento con el fin de denunciar el tipo de problemas a los que se enfrenta una persona en silla de ruedas y les dijo a sus seguidores en Instagram: «Es muy importante recordar que, aunque pude gatear hasta el baño, no todas las personas discapacitadas son capaces de hacerlo. Entonces, ¿qué se espera que hagan? Solo se espera que otras personas en esta situación se orinen y esa es la política? Es absolutamente absurdo».

A través de Twitter la afectada ha señalado que se siente “conmocionada y disgustada” con la aerolínea y escribió: «¡Esto no es aceptable!».

Los activistas por los derechos de las personas con discapacidad criticaron a la aerolínea por el trato «vergonzoso», mientras que otros dijeron que es «discriminación».

DEJA UNA RESPUESTA