La policía de California publicado un vídeo en el que muestra el fatal encuentro entre los oficiales y David Glen Ward, de 52 años.

Nuevo ejemplo de brutalidad policial en Estados Unidos. David Glen Ward, un hombre discapacitado de 52 años, murió después de haber estado involucrado en una persecución por parte de la policía.

Los agentes le aplicaron dos descargas eléctricas para reducirlo creyendo que había robado el auto que conducía, cuando en realidad, Ward era la víctima del robo del auto y, aunque no está claro cómo lo había recuperado.

Después de que los oficiales sacaron a Ward por la ventana de su auto, un alguacil adjunto golpeó la cabeza de Ward contra el auto y lo colocó en un estrangulador.

Ward murió más tarde en el hospital el 27 de noviembre, según NBC News. La familia de Ward le dijo a Kron5 que Ward quedó discapacitado «por un accidente automovilístico que ocurrió hace 15 años» y que no pudo salir del automóvil.