Sandra Sabatés, presentadora de El Intermedio de La Sexta, ha reflexionado sobre la última acusación de la derecha al Ministerio de Igualdad: «Como cada año, la celebración del 8M llega con una polémica que parece querer enturbiar el verdadero significado de esta jornada».

La periodista explica que esta situación se ha dado por haber promocionado la nueva ley de libertad sexual con el lema ‘Sola y borracha, quiero llegar a casa’. «Una expresión que las fuerzas de la derecha parecen no querer entender», señala Sabatés.

«Esta frase no reivindica el consumo de alcohol, sino que cualquier mujer tenga la libertad de poder andar por la calle sin correr el riesgo de ser agredida sexualmente, y que lo pueda hacer en cualquier circunstancia», apunta la periodista.

La frase intenta poner de manifiesto que las mujeres deben tener «los mismos derechos que los hombres cuando sale a la calle». «Estar en contra de esta proclama solo tiene dos explicaciones: querer tergiversar la realidad para obtener un rédito político o algo aún más preocupante, que es desconocer la realidad que viven miles de mujeres volviendo a casa por la noche», indica Sabatés.

Trayectos en los que las mujeres se encuentran «preocupadas, alerta, con las llaves en la mano, fingiendo hablar por teléfono o apretando el paso cuando se encuentran con un hombre». Son situaciones que «prácticamente todas las mujeres hemos vivido, pero no queremos volver a vivir», señala. «Por eso, en cualquier circunstancia, sola o acompañada, sobria o borracha, quiero llegar a casa», concluye la periodista.