Vídeo | Un extremista de extrema derecha se prendió fuego accidentalmente mientras intentaba quemar una sinagoga histórica.

El verano pasado un hombre de 52 años usó una pequeña hacha para romper una ventana del edificio del siglo XVIII en Exeter, Devon, después vertió gasolina dentro y le prendió fuego. Así lo atestiguó la grabación de una cámara de vídeo situada en el exterior del edificio. Tristan Morgan, extremista de extrema derecha, fue visto caminando con una lata de gasolina en la mano mientras salía humo del edificio y de su propia cabeza, ya que la bola de fuego producida le chamuscó el rostro.

El acusado admitió haber cometido un incendio provocado,alentando el terrorismo mediante la publicación de una canción titulada «White Man» en el sitio web de transmisión en directo Soundcloud, y al tener una copia del Manual de la Resistencia Blanca cuando apareció en el Old Bailey. En una audiencia celebrada el viernes, el fiscal Alistair Richardson dijo que Morgan tenía «una creencia antisemita muy arraigada, encarnada en el deseo de hacer daño a la comunidad judía y en una obsesión con material antisemita abominable«.

Cuando los bomberos llegaron a la sinagoga, encontraron un incendio «grave» en una habitación que contenía una caldera de gas, que podría haber explotado. La policía arrestó a Morgan en su casa en Alexander Terrace, Exeter, después de identificar su camioneta en las cámaras de seguridad.

Al abrir la puerta a los agentes, el acusado, que olía a gasolina y a quemado, dijo: «Eso no llevó mucho tiempo.» Tenía quemaduras en las manos, la frente y el pelo. En sus bolsillos llevaba dos cuchillos y dos encendedores.

Cuando lo metieron en una camioneta de la policía, Morgan dijo: «Por favor, dime que la sinagoga está ardiendo hasta los cimientos, si no, es una mala preparación.» Más tarde, mientras sus quemaduras eran tratadas en el hospital, dijo al personal que «era como si estallara una bomba».

El ataque a la sinagoga fue descrito como «devastador» para la comunidad judía local. Se dijo que el costo de la reparación de los daños causados por el incendio ascendió a más de 23.000 libras.

Deja un comentario