Las jornadas de las protestas en Catalunya están dejando imágenes definitorias y sintomáticas de los cuerpos de seguridad. Tras el suceso en el Prat en el que un ciudadano ha perdido un ojo y la grabación de un furgón policial en dirección contraria gritando irónicamente por megafonía «¡Somos gente de paz, venid!, una nueva actuación pone en entredicho la profesionalidad de los Mossos.
En una nueva grabación puede verse a un Mosso disparando un proyectil de goma a un manifestante. Al ver que acertó el objetivo, el representante de las fuerzas de seguridad grita: ¡Toma hijo de puta!, mientras lo celebra de forma ostentosa. Al ser avisado de que estaba siendo grabado se disculpa con el mando «Perdón, perdón, perdón…».

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario