El coronavirus Covid-19 continúa avanzando en España. Pedro Sánchez anunció que que la cuarentena se alargaría 15 días más para empezar a reducir las cifras. Por el momento, el número de positivos asciende a 35.120 casos diagnosticados y 2.291 muertos.

Los ciudadanos intentamos llevar una vida lo más normal posible dentro de la anormalidad de la situación, aunque los nervios estén a flor de piel. Son muchos los vídeos subidos a redes sociales donde, desde su ventana, usuarios increpan a gente que ven por la calle y que entienden que no debería estar ahí.

Es esto lo que denuncia José Manuel, un usuario de Twitter que ha subido un vídeo contando su historia. Él es padre de un niño de 9 años con un trastorno del espectro del autismo y hiperactividad. Debido a estos condicionantes dispone de un justificante médico para poder salir a la calle con el pequeño, pero el acoso está siendo contínuo.

«Varios vecinos nos han increpado desde sus ventanas y han llamado a la policía». «Me da igual que llamen a la policía, pero gritar y lanzar insultos a un padre y a un niño de 9 años con discapacidad intelectual…quiero que recapacitéis», indica el padre.

«Hay que aprender a respetar a quienes tienen necesidades especiales», pide este padre. Una lección de entendimiento y una petición de comprensión. Seamos razonables.