El periodista @tomimunaretto ha sido despedido por decir la verdad más cruda. Denunció en directo su precariedad laboral en una Argentina en la que cada vez el dinero vale menos. Munaretto comenzó a preguntar en la calle qué piensan de la situación que vive hoy Argentina y se encontró con una mujer que cantaba para los viandantes a cambio de dinero. El presentador, Carlos Stroker, bromeó con Munaretto desde plató y le invitó a que le dejase una limosna a la ciudadana. El periodista no pudo más que responderle. Poco después anunció su despido. Parece que la verdad dolió, pero de nuevo la vara quebró por el punto más débil: el del trabajador.

1 Comentario

  1. La Libertad de expresión termina siendo un Mito. La verdad es silenciada no porque duele sino que atenta a los interese del dueño de los medios que explotan a periodistas y más aún a los otros trabajadores fuera de pantalla. Triste realidad que duele, afecta a las mayorías. Y el que grita para para es cómplice y a ese seguro que lo dejan porque tiene bien puesto el bosal del silencio cómplice de dejar pasar, callar y seguir como si no pasa nada.

DEJA UNA RESPUESTA