«Es lo que tiene ser un alcalde que camina por la ciudad, la recorre a pie, en bici o en transporte público», indicó el alcalde.

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, fue acosado el pasado domingo cuando caminaba por una calle cercana al Ayuntamiento. Un hombre se acercó al dirigente de Compromís, al que recriminó que hubiera «traído los castellets» a la capital del Turia, en referencia a una de las atracciones de la cabalgata «republicana» que se había celebrado esa misma mañana.

Al término del desfile, Ribó fue abordado por un hombre mientras otra persona grababa el vídeo, que ha sido difundido entre grupos de mensajerías y redes sociales. El alcalde de Valencia no perdió la compostura y respondió a su interlocutor que los castellets, quien le acusó de «traer cosas de Cataluña», ecplicando que procedían de Algemesí y siguió su camino.

Vídeo Recomendado:

“Hay que tener cojones para traer castellers a València, hay que tener cojones para traer castellers a València, es que tenemos unos huevos aquí en València, qué cojones nos importan aquí los temas catalanes en València y nos trae los castellers”, indicó el acosador.

El alcalde ha respondido en Twitter al vídeo que ha subido el periodista Miquel Ramos y que muestra el momento de la increpación, que ha sucedido mientras caminaba por la calle: “Es lo que tiene ser un alcalde que camina por la ciudad, la recorre a pie, en bici o en transporte público. La mayoría de las veces la gente me para para hacerme sugerencias, o en este caso, para equivocarse”.

El acto celebrado se sitúa en la Segunda República y que rescató en 2016 la Societat Coral el Micalet después de casi 80 años sin celebrarse, participaron agrupaciones muixerangueres que ejecutaron este baile en la Plaza del Ayuntamiento. Al lugar acudieron grupos de manifestantes venidos de la concentración de España Existe, que abuchearon y gritaron a la comitiva, acciones por las que se identificó a 14 personas y se levantaron cuatro actas.