Se trata de una brutal agresión de las fuerzas de seguridad chilenas tras declararse “tolerancia cero” a las manifestaciones no autorizadas

“Mi hijo Oscar fue brutalmente, intencionalmente atropellado y aplastado por 2 zorrillos. Milagrosamente está con vida“, publicó Marta Cotez la noche del viernes, luego de que su hijo fuera terriblemente agredido por el cuerpo de Carabineros durante una manifestación en la Plaza de la Dignidad en Santiago de Chile.

Oscar, de tan solo 20 años, fue hospitalizado de emergencia luego de ser aplastado por un vehículo de los cuerpos de Carabineros en medio de las acciones derivadas del discurso de “tolerancia cero” a las manifestaciones no autorizadas llevada a cabo por el ejecutivo de Piñera.

Oscar se encontraba junto a otros manifestantes cuando quedó atrapado entre dos vehículos. Uno de estos gira, se dirige contra el joven y lo atropella por la espalda al tiempo en que lo aplasta contra otro “zorrillo”, como se conoce a ese transporte.

El Hospital de Urgencia Asistencia Pública comunicó que al momento de ser ingresado, Oscar se encontraba consciente, pero sería sometido a cirugía pues presentaba fractura en ambas caderas.

El intendente de la Región Metropolitana, Felipe Guevara, fue quien dio luz verde a la represión en Chile, luego de sacar a más de mil policías a las calles con el objetivo de “barrer la zona”, una postura que ha incrementado el nivel de violencia contra manifestantes.

El intendente Guevara se pronunció respecto a lo sucedido y lo calificó de un “lamentable episodio”. Aseguró que buscarán “aclarar las causas, el contexto en el que ocurrió el atropello, y sobre todo, seguiremos trabajando en restablecer el orden público, sin más civiles ni policías heridos”.