A través de redes sociales se ha viralizado el vídeo de una señora madrileña, que explicaba su situación durante la visita de Isabel Díaz Ayuso al hospital de Alcalá de Henares este 18 de enero.

El testimonio desolador de la mujer certifica que le han dado cita para dentro de casi dos años «para un bulto en la espalda». En su relato la señora no podía contenerse.

«Para noviembre del 2023, se puede demostrar. Voy a reclamar. ¡Para noviembre de 2023! Es una ecografía para un bulto que tengo en la espalda. A ver si hay derecho», explicaba entre lágrimas la mujer.

Visiblemente afectada, contaba que no había podido hablar con la propia Ayuso durante su visita al hospital: «Lástima de verdad que no he podido hablar con ella porque no sé qué le habría dicho, porque es tremendo. ¡Es tremendo!», concluía.

Este caso refleja y hace tangible la situación generalizada que se vive en Madrid. Tal y como revelan los datos del pasado mes de noviembre, hay más de medio millón de personas (500.350) en lista de espera en esta comunidad que esperan para ser atendidas por un especialista por primera vez, convirtiéndose en la cifra más alta desde que hay registros en junio de 2016.

En este sentido, cabe señalar que entonces el número de personas en esta situación se situaba en 229.280 pacientes, lo que significa que en poco más de cinco años se han duplicado los números.

Sin embargo este crecimiento no se puede justificar con la pandemia, ya que en enero de 2020, justo antes de su comienzo, los pacientes en lista de espera ya eran 451.338.

«La única conclusión posible es que en el último lustro la Comunidad de Madrid no solo no ha reforzado el sistema de salud público, sino que incluso lo ha debilitado, poniendo a los madrileños en una situación límite. La principal consecuencia es que la mayoría de citas con los especialistas se están yendo más allá de un año, como el de la señora de Alcalá, haciendo que sea más difícil la detección precoz de problemas graves de salud», exponen en Yahoo Noticias.

2 Comentarios

  1. …esta claro que se trata de adjudicar contratos a dedo a empresas privadas, mientras se despide a sanitarios, se abandona la sanidad primaria, y se improvisa hasta el punto que decidio dimitir la Directora General de Salud Publica de la Comunidad al no estar de acuerdo con la negligencia de Ayuso

DEJA UNA RESPUESTA