Vergonzosa situación la que se ha vivido en Canarias en un partido de fútbol de la categoría Benjamín Preferente Grupo II entre el CD San Pedro Mártir y el CD Calero con niños de entre 8 y 9 años de edad.

Al término del encuentro, un padre descamisado intenta agredir al árbitro mientras profiere insultos graves, mientras algunos de los presentes se interponen en su camino y le llaman la atención. Según el acta arbitral, desde antes varios aficionados del club visitante le había increpado: «Eres un hijo de la gran puta, subnormal de mierda, te voy a matar, ven aquí jodío cagón que te mato», según recoge el diario Marca.

«Se produce un altercado entre aficionados de ambos clubes en los que se incluyen dichos padres nombrados anteriormente. A continuación, me percato que uno de los aficionados del club visitante salta la valla perimetral que separa el terreno de juego de la zona de espectadores, y viene corriendo hacia mi con el puño en alto y situándose a escasos centímetros de mi persona, siendo separado por el delegado de equipo de su respectivo club», expresó el colegiado en el acta.

Minutos después se personó la fuerza pública y el árbitro pudo abandonar las instalaciones, según la versión recogida por Marca.