En un mundo donde cada cual parece sólo mirar por sí mismo, no nos extraña que gestos tan hermosos como el de este vídeo se hagan virales.

El tendero se percata de la presencia de un vagabundo en la puerta acristalada de su tienda y dice en voz alta que tiene pinta de tener hambre. Lo invita a entrar al comercio y el hombre lo hace con gran premura. Al preguntarle si tiene hambre, se apresura a decir que sí.

Una vez dentro el buen tendero le ofrece un bocadillo y que coja para beber lo que quiera; luego se lo regala ante el asombro, alegría y gran agradecimiento por parte del vagabundo. Lo cierto es que estamos muy necesitados de gestos como éste en nuestra sociedad.

Hay que recordar que hoy en día, alrededor de 800 millones de personas en todo el mundo se enfrentan al hambre, y casi un tercio de los alimentos del planeta se echan a perder y se desperdician. El Día Mundial de la Alimentación, se conmemora cada 16 de octubre.

El planeta produce suficientes alimentos para alimentar a todos, y sin embargo, unos 800 millones de personas padecen hambre, ¿cómo es posible?. Hablamos de una de cada nueve, el 60% de ellas son mujeres. El 80% de los que viven en la pobreza extrema son de zonas rurales. La mayoría de ellos subsisten de la agricultura autosuficiente.

Vagabundo (YT)

 

Cada año mueren más personas de hambre que de malaria, sida o tuberculosis en todo el planeta, como señala UNICEF. El 45% de las muertes infantiles se deben a la desnutrición, algo más que terrible. El costo de la desnutrición para la economía mundial equivale a 3,5 billones de dólares al año. 1.900 millones de personas, más de una cuarta parte de la población mundial, tienen sobrepeso.

Un tercio de los alimentos producidos en el mundo acaba en desperdicio y en la basura. Para 2050, la humanidad necesitará producir un 60% más de alimentos para alimentar a la población mundial, al ritmo de consumo actual. La agricultura es el sector más sensible al cambio climático. El Hambre Cero es el segundo de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Los Estados miembros de la ONU buscan acabar con el hambre para 2030, una empresa tan necesaria como esencial si queremos considerarnos y llamarnos a nosotros mismos una especie civilizada.

DEJA UNA RESPUESTA