Yolanda Díaz, ministra de Trabajo, compareció ante la Comisión del Congreso para detallar las actuaciones del gabinete en su materia, y realizó un alegato en defensa de los servicios públicos y en contra del austericidio cometido durante los años de gobierno bipartidista.

«El modelo de austeridad, que tanto sufrimiento ha provocado, nos ha situado frente a la pandemia con un sistema sanitario diezmado en sus recursos y amenazado por las privatizaciones», aseguró Díaz.

«Nos hemos dado cuenta, más que nunca, de la importancia de unos servicios públicos que nos arropan en la adversidad. Nuestros servicios públicos sanitarios y el Servicio Público de Empleo», señaló.

Díaz cargó contra unas políticas laborales que calificó de «erróneas durante décadas», con un modelo cortoplacista y plagado de desigualdades, especialmente con los jóvenes y las mujeres que han cargado con el peso de los empleos temporales y de baja estabilidad.

La ministra indicó que «la defensa colectiva es la llave que abre la puerta a nuestro futuro. Un futuro en el que urge un gran acuerdo contra la precariedad. Este es nuestro reto».

«No podemos dejar que esta crisis acentúe las desigualdades ya existentes en nuestro mercado laboral. No podemos tolerar que otra vez, nuestros jóvenes se queden en la orilla, o que las mujeres de nuestro país paguen la factura de injusticia y la temporalidad», indicó Díaz.

«Nuestro compromiso es asegurarles a las personas que sus vidas les pertenecen. Si no lo hacemos estoy segura de que le fallaremos a nuestro pueblo», subrayó la ministra.