Zara ha desatado la ira de quienes denunciamos día sí y sí también el genocidio que se está realizando en Gaza tras inspirarse en la ocupación israelí en su última colección.

Miles de personas han señalado a la empresa en redes sociales, argumentando que las imágenes de la colección presentan similitudes evidentes y denunciables con la triste realidad en Gaza.

Las imágenes muestran a personas cubiertas de polvo y estatuas envueltas en telas blancas, lo que evoca imágenes de cadáveres envueltos en sábanas blancas, el color del luto en el islam. La controversia ha llevado a un llamado al boicot de Zara, acusándola de insensibilidad hacia el sufrimiento del pueblo palestino.

 

DEJA UNA RESPUESTA