A principios de década, hacia el año 2010, en Ucrania empieza a darse un ingente y peligroso auge de los movimientos nazis. El carácter de extrema derecha, el nacionalismo exacerbado y la rusofóbia fueron de gran calado entre la juventud. Espoleados y auspiciados por la Unión Europea y Estados Unidos acabaron convirtiéndose en el ‘brazo armado’ de lo que más tarde se conocería como el Euromaidán.

Andriy Movchan, por aquel entonces, trabajaba de periodista a las afueras de Kiev, la capital ucraniana. Sus inicios en la militancia se vieron condicionados por el contexto, pero acabó convirtiéndose en un reconocido militante comunista y sindicalista en el país. A posteriori, al ser una de las caras visibles que hacían frente al Euromaidán, comenzó a estar en el punto de mira de las organizaciones nazis. Diversos conflictos, agresiones y amenazas, además de la paupérrima situación del país, lo llevaron a tener que exiliarse en Barcelona.

En La Zurda TV hemos podido hablar con él sobre el auge de los grupos nazis en Ucrania, especialmente sobre el rol que jugaron durante el Euromaidán de 2013 y de su conexión con la UE y Estados Unidos.