Teresa Domínguez

La “demanda social”:

La demanda en España en datos: 979 bebés registrados nacidos en el extranjero por vientres de alquiler han sido inscritos en seis años en las Oficinas Consulares españolas desde 2010, según el Ministerio de Asuntos Exteriores, procedentes de Canadá, Estados Unidos, Reino Unido, India, Nepal, México, Tailandia, Ucrania, Rusia, Grecia, Portugal y Sudáfrica. Frente a los +400.000 bebés que nacen al año en España.

Rita Banerji, escritora y feminista.

En el primer capítulo hablamos con Rita Banerji sobre el genocidio sistemático de niñas y mujeres por razón de sexo en La India, 68 millones según los últimos datos. Esta semana analizaremos con la autora un asunto que en estos momentos se debate en nuestro país, la llamada maternidad por sustitución: los vientres de alquiler, con un recorrido de primera mano sobre esta terrible vulneración de derechos humanos y reproductivos de las mujeres en ese país.

No fue hasta 1.978 que la ciencia consiguió engendrar un “bebe-probeta” y hasta 1985 que no tuvo lugar el primer nacimiento por la llamada maternidad subrogada en EEUU. A partir de entonces empezó una lucrativa carrera para el negocio de la fertilidad en el mundo entero en torno a los avances en las técnicas de reproducción asistidas y los vientres de alquiler en los países que empezaron permitirlos.

Decía Nelson Mandela que negar a las personas sus derechos humanos, es cuestionar su propia humanidad.

Mujeres a la carta

Las clínicas de fertilidad son una mina. Se empezó a fomentar el llamado turismo de fertilidad”. Un negocio que gira en torno a satisfacer los deseos reproductivos de personas con nivel adquisitivo, a costa de la explotación de mujeres vulnerables dispuestas a arriesgar su vida gestando un bebé para entregarlo después.

En Oriente Medio se lleva a cabo en algunos países recurriendo a la poliginia legitimada por el Corán: el hombre que desea tener hijos, puede contratar a una mujer bajo la figura del matrimonio de placer, pagándole una cantidad determinada para una relación durante un tiempo acordado, tener hijos con ella y después repudiarla y llevarse los hijos.  O bien inseminarla o trasplantarle el óvulo inseminado de su esposa. Normalmente las mujeres viudas o divorciadas sin recursos, son las que están siendo explotadas en esos países.

Muchos destinos que antes permitían los vientres de alquiler para extranjeros ahora cierran sus fronteras. Y aunque algunos lo han declarado ilegal, o regulado solo para nacionales, familia o de forma altruista, el mercado negro continúa. California, Canadá, Ucrania y Rusia son  los países a los que recurren ahora los españoles para ser padres. En función del presupuesto.

“La realidad de un negocio misógino y explotador, que mueve alrededor de 400 millones de dólares anuales a través de más de 3000 clínicas y despoja de todo derecho a las mujeres y tiene una conexión directa con el feminicidio.” Rita Banerji

Hasta la modificación de las leyes a finales de 2017, para cerrar las puertas a homosexuales y extranjeros, La India ha sido uno de los destinos preferidos en busca de vientres de alquiler. Desde la visión del negocio, que considera la maternidad subrogada como un “potencial beneficio” para las madres pobres y normalmente de castas inferiores (el 99% de los casos) a la realidad de un negocio misógino y explotador, que mueve alrededor de 400 millones de dólares anuales a través de más de 3000 clínicas y despoja de todo derecho a las mujeres y tiene una conexión directa con el feminicidio. Un negocio basado en en un capitalismo exacerbado y construido sobre la supremacía de sexo, raza y clase. Según Rita Banerji, sólo del Reino Unido acudía a la India con éste propósito unos 12.000 individuos al año.

Aunque las pautas de ICMR (Indian Council of Medical Research) sugieren un máximo de tres sesiones FIV (fecundación in vitro) para que una  mujer quede embarazada, en el caso de las madres gestantes de La India no sucede así, además de pobres, son analfabetas o semi-analfabetas, necesitan recursos inmediatos, son obligadas por sus maridos y no están en una posición para comprender los procedimientos médicos a los que están sometidos sus cuerpos. Según informes al respecto, hay al menos una veintena de agencias que actúan como facilitadoras de los acuerdos de alquiler de vientres. Mantienen a las madres en “hogares de acogida”, las conocidas granjas de mujeres, durante el período de subrogación, incluidos los nueve meses de embarazo. Incluso se han llegado a desmantelar “granja de niños” donde se vendían recién nacidos entre 750 y 1.500 dólares para “adoptar”.Recordamos el caso de la estudiante de derecho de 22 años que fue violada y torturada por negarse a ser una madre de alquiler del propietario de la casa de huéspedes donde trabajaba.

En La India muere una mujer cada 5 minutos por embarazo

Las clínicas no reguladas han proliferado bajo el Proyecto de Ley de la Tecnología de Reproducción Asistida, ya que no necesitan permiso para ejercer. En un estudio realizado, el 92% de las madres subrogadas en Delhi ni siquiera se les entrega una copia del contrato que les obligan a firmar.

La India dejó recientemente de ser considerada “el útero del mundo”. La nueva ley sobre la maternidad subrogada pretende convertir esta práctica en un acto altruista y para familiares. Aunque según la escritora, esta medida está fomentando el tráfico ilegal. Teniendo en cuenta las historias de terror inimaginables con respecto a las niñas y mujeres que surgen de diferentes rincones de La India a diario, no es sorprendente conocer casos en los que las mujeres han sido víctimas de la trata y cautivas de empresas ilegales de vientres de alquiler.

A veces son ‘compradas’ a sus padres o secuestradas, y luego vendidas a una familia donde el esposo, sus hermanos e incluso el padre ‘comparten’ a la mujer… una vez que tiene hijos, es vendida a otra familia de hombres para su “uso” sexual y reproductivo.”

Por otro lado, el tráfico de miles de mujeres, a menudo adolescentes, como “novias” a lugares de La India donde la proporción de sexos de las niñas ha descendido tanto que los hombres no pueden encontrar mujeres para casarse, es de hecho una especie de puerta a la práctica de “maternidad subrogada”. Esencialmente el tráfico de niñas a menudo adolescentes para sexo y procreación. A veces son ‘compradas’ a sus padres o secuestradas, y luego vendidas a una familia donde el esposo, sus hermanos e incluso el padre ‘comparten’ a la mujer. Si las mujeres se resisten, son golpeadas y a veces asesinadas. Una vez que tiene hijos, es vendida a otra familia de hombres para su “uso” sexual y reproductivo. Y lo curioso es que este sistema de violación colectiva y violencia sexual y reproductiva contra las mujeres es perfectamente legal en la India. La policía no arresta a nadie porque dicen que están “casados”.

Para conocer en profundidad este tema continuamos hablando con la escritora y activista feminista Rita Banerji experta en violencia contra las mujeres y las niñas en La India.

Los vientres de alquiler empezaron a practicarse en 2002. ¿Fue este momento cuando comenzaron o existía la práctica antes de ser legalizado?

Lo más probable es que sí existiera.

Cual era el perfil del demandante en India?

Inicialmente, eran principalmente occidentales, de países donde se prohibe la gestación subrogada. Pero ahora los hindúes más adinerados lo están haciendo también después de que algunas estrellas de Bollywood muy reconocidas como Shah Rukh Khan y Aamir Khan, Karan Johar, etc…, hicieron público que tenían bebés de alquiler.

¿Cree que ahora que el Gobierno ha convertido la práctica en un acto altruista y familiar, se evitará el tráfico ilegal?

Más bien sigue ocurriendo pero de manera ilegal. Las mujeres casadas pobres en La India seguirán haciéndolo por dinero, obligadas por su maridos, porque los familiares no se ofrecen voluntarios. Una vez que sea ilegal, el abuso se agravará. Lo que se necesita son leyes fuertes que prohiban la práctica en todos los casos.

¿Cuando una mujer se somete a ser vientre de alquiler, es una decisión personal, o son obligadas?

Forzado, ya sea directamente obligadas, o porque se sienten presionadas para hacerlo. Es curioso y también llamativo que la mayoría de las madres sustitutas en la India están casadas. Si se tratara de una industria que “potenciara” a las mujeres pobres, entonces veríamos a muchas mujeres solteras, que han enviudado o han sido abandonadas por sus maridos, que están luchando por criar a sus hijos, sometiéndose a los vientres de alquiler. Hay millones de mujeres solteras en barrios marginales y aldeas. Esto se debe a que cuando las mujeres pueden elegir si desean o no alquilar sus cuerpos, como en el caso de las mujeres pobres y solteras, eligen no hacerlo aunque sean muy pobres.

Entonces, ¿Por qué las mujeres pobres y casadas alquilan sus vientres? Las mujeres casadas de todas las clases sociales en La India se consideran cada vez más como un recurso económico para su esposo y familia. La demanda de dote, en efectivo y en especie, de hecho, para las mujeres esta dote continúa durante años después de su matrimonio. En una encuesta reciente, el 80% de las mujeres indias dijeron que no podían salir de sus casas sin el permiso de su marido, incluso para visitar al médico. El 90% de las mujeres dijeron que sus maridos toman la decisión sobre todos los gastos monetarios importantes en su hogar. Más del 80% de las mujeres no son copropietarias legales de la casa en la que viven con sus maridos, incluso si su dinero se ha destinado a ella.

Esta es la razón por la que no diría que es una opción, incluso cuando las madres  gestantes traen dinero a sus familias. En una cultura donde el marido de una mujer es dueño de su cuerpo y decide qué se puede y no se puede hacer con él, donde el marido de una mujer es el dueño del dinero que gana con su cuerpo, ¿Cómo podemos decir que las mujeres eligen someterse libremente a los vientres de alquiler?

¿Por qué piensa que la nueva ley “altruista” fomentará el mercado negro?

Sí, porque está impulsado por la demanda. Y nuestro sistema está corrupto. Mientras haya dinero, y las mujeres puedan ser empujadas a este negocio por sus maridos,  familias o traficadas, habrá un mercado negro. Hay un mayor peligro de explotación y abuso. Creo que deberíamos seguir el modelo noruego, donde los clientes son señalados, pero las mujeres no. Además de que ha allanado el camino para la promulgación de una legislación draconiana que refleja la mentalidad patriarcal de nuestros legisladores. Dada nuestra sociedad patriarcal, existe una gran posibilidad de que la familia de la mujer obligue a la nuera a actuar como sustituta, incluso si no está dispuesta a hacerlo. ¿Cómo vas a detener esa explotación?. Festering Womb

¿Existen registros oficiales dónde consultar la realidad de los vientres de Alquiler en La India?

Un punto muy importante sobre la maternidad subrogada en La India: Si bien era legal, los hospitales y las clínicas no ofrecen ABSOLUTAMENTE NINGÚN DATO, NINGUNA INFORMACIÓN sobre madres gestantes, embarazos, abortos, niños nacidos o lo que pasó con esos niños después. A pesar de las leyes que obligaba a mantener registros oficiales. Incluso bajo la premisa del derecho a la información, el gobierno estatal e incluso las oficinas centrales del Gobierno que se ocupan de las mujeres y el bienestar infantil, responden que NO TIENEN REGISTROS. Sabemos que existe un gran negocio alrededor de los vientres de alquiler y convertirlo ahora en ilegal lo va a empujar a la clandestinidad para permitir que los médicos, clínicas y el Gobierno generen más dinero.

Esta es una cita del artículo: “Con respecto a las RTI (Right To Information) presentadas ante la Oficina del Director del Proyecto (RCH), la Dirección de Salud y Servicios de Bienestar Familiar, y las oficinas del Estadísticas, Nacimiento y Muerte el Gobierno de Karnataka responde: “No se guarda ningún informe de los niños  subrogados en ninguno de los hospitales de Karnataka, es por ello que no existen informes del total de niños nacidos por gestación subrogada en Karnataka y los informes de la tasa de mortalidad infantil (IMR) en Karnataka tampoco está disponible “. A las demandas presentadas ante el Director de Estadísticas, Nacimiento y Muerte, la oficina central de BBMP, Bangalore respondió que no había información sobre la Tasa de Mortalidad Infantil, la proporción de sexos y el número total de hijos adoptivos nacidos en Karnataka. Además, las Comisiones del Estado de Karnataka, a saber, la Comisión de Derechos Humanos, Comisión de Derechos del Niño, Comisión de la Mujer, negó tener información sobre ello a todas las consultas, declarando que no había información disponible sobre el tema mencionado (vientres de alquiler o madres gestantes o hijos nacidos por maternidad subrogada)”.

Sería importante conocer la proporción de sexos entre los bebés nacidos porque hay informes que indican que se usan a mujeres que en su mayoría son analfabetas y se utilizan como vientres experimentales, para dejarlas embarazadas y obligarlas a abortar sin su conocimiento, ni su consentimiento para “producir” niños (sexo masculino). Lo que pedimos muchas feministas, y yo misma,  es criminalizar los vientres de   alquiler y los que se benefician de ellos, pero nunca criminalizar a las mujeres. Para ello es necesario fortalecer leyes para que las protejan. Los datos de OMS sobre mortalidad infantil no contemplan esta realidad.

¿Tienen relación los vientres de alquiler con el feminicidio en La India?

Sí. La maternidad subrogada necesita ser vista en el contexto del genocidio femenino, porque el negocio mundial de subrogación, de miles de millones de dólares en La India, solo puede prosperar en el contexto del mecanismo social que está impulsando el genocidio femenino. En cualquier genocidio, hay una deshumanización sistemática del grupo victimizado. El grupo victimizado no es visto como un ser humano sino como una mercancía que necesita ser explotada para obtener ganancias por el sistema, y luego es descartada como basura.

Las leyes de subrogación en la India son tan débiles que en realidad permiten que la institución médica abuse de los cuerpos de las mujeres. No existe un seguro médico o de vida por los riesgos que corren estas mujeres. De hecho, la mujer se ve obligada a firmar documentos que dicen que asume todos los riesgos médicos, financieros y psicológicos. No se monitorea el impacto en la salud de estas mujeres, ni cuántas veces la mujer va a a ser implantada, de dónde y qué sucede en los casos en que las mujeres están médicamente enfermas o mueren durante el procedimiento. Hay casos en los que los médicos están experimentando, implantando embriones y practicando aborto libremente sin el conocimiento o el consentimiento de estas mujeres. Mujeres que por supuesto no pueden abortar por propia decisión. Las mujeres utilizadas para los vientres de alquiler en La India ni siquiera tienen los mismos derechos para optar por reclamar al niño como lo hacen las mujeres gestantes en occidente. Sobre todo, la mayoría de las mujeres son analfabetas y sin educación, y ni siquiera entienden qué papeles están firmando. En La India muere una mujer cada 5 minutos por embarazo.

¿Por qué considera que cualquier práctica de vientres de alquiler ha de ser prohibida?

India tiene 10 millones de niñas abandonadas que buscan hogares y familias. Necesitamos preguntarnos, si esas personas realmente quieren niños, ¿Por qué no están adoptando? Tal vez porque la gestación subrogada es realmente una indulgencia del narcisismo, más que un deseo de hijos.

Según la OMS cada día mueren aproximadamente 830 mujeres por causas prevenibles relacionadas con el embarazo y el parto. En La India mueren 173 mujeres cada 100.000 partos, frente a la media de 5 en España. La meta de los Objetivos de Desarrollo Sostenible es reducir la razón de mortalidad materna (RMM) mundial a menos de 70 por 100.000 nacidos vivos entre 2016 y 2030.

Seguiremos conversando con Rita Banerji. Para ello les emplazamos a un nuevo artículo de la serie la semana que viene, que tratará sobre un polémico y serio atentado a los derechos civiles y humanos del país hoy en día. Continuará…

Otros capítulos de la serie:

Violencia contra la mujer en La India, 68 millones de mujeres y niñas “desaparecidas”. Entrevista a Rita Banerji, escritora y fundadora de 50MillionMissing.

2 Vientres de alquiler, la nueva demanda social. Entrevista a Rita Banerji, escritora, activista feminista y fundadora de 50 Million Missing

3 El sistema biométrico Aadhaar o la vulneración de derechos humanos de un país. Entrevista a Rita Banerji, escritora y directora de 50 Million Missing.

India: del sexo como revelación de los dioses al tabú. Sexo y poder. Entrevista a Rita Banerji su autora

GuardarGuardar

Deja un comentario