Celia Villalobos vuelve sobre sus pasos y sus polémicas y repite otro momento Candy Crush. Ya fue cazada en 2015 por las cámaras jugando en su escaño a un videojuego en su tablet durante el debate sobre el Estado de la Nación de Rajoy. Este miércoles, ha sido sorprendida de nuevo con su tablet, esta vez mirando tiendas online de ropa en la sesión de control al Gobierno.

Según unas fotos que ha obtenido la cadena La Sexta, la diputada y presidenta de la comisión del Pacto de Toledo estaba en su escaño viendo blusas en tiendas online mientras su grupo parlamentario pedía la dimisión de la ministra de Justicia, tema que no parecía interesarle demasiado.

Periodistas de La Sexta se han puesto en contacto con ella, que sin admitir los hechos ha declarado: «Yo he hecho lo que me ha dado la gana«. También ha preguntado a los reporteros si la van «a perseguir hasta que se muera«. Ha indicado que se trata de otra  «campañita» contra ella. «Yo ya no soy nadie, estoy muy tranquilita, muy a gustito, déjenme en paz«, ha declarado.

A finales de agosto, el PP relevó a la exministra de su puesto de miembro titular en la Diputación Permanente del Congreso tras casi 30 años.

DEJA UNA RESPUESTA