El comisario Villarejo entregó al BBVA el contenido de supuestas conversaciones telefónicas entre la entonces vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, y el jefe de la Oficina Económica de Moncloa y exministro de Industria, Miguel Sebastián, según informan El Confidencial y Moncloa.com este viernes. El Juzgado de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional ha abierto una nueva pieza separada del caso Villarejo en la que investiga el encargo del BBVA al comisario para espiar a los responsables de llevar a cabo el intento de compra del banco por parte de la constructora Sacyr.

En el informe supuestamente entregado por el comisario Villarejo al BBVA aparece una conversación entre Ignacio Rupérez (jefe del servicio de estudios del Santander) con Miguel Sebastián el 18 de enero de 2005. El día en que se produjo esa conversación se presentó una denuncia ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores contra el entonces presidente del BBVA, Francisco González, por presuntas irregularidades en la venta de su sociedad a bolsa.

En el diálogo, Ignacio Rupérez afirma que esta denuncia acabará con la dimisión de González. Entonces, Sebastián pasa al telefóno a María Teresa Fernández de la Vega. “Me cuenta Miguel [Sebastián] que Emilio está preocupado por su tema…”, dice, según El Confidencial, la vicepresidenta del Gobierno. Se refiere a que la Justicia había abierto juicio oral contra Emilio Botín por las cesiones de crédito. “Transmítele que ya está hablado y no habrá problemas [inaudible] aunque ya sabes cómo son en ese ministerio”. Rupérez habría respondido que “del otro tema” -supuestamente, la compra del BBVA- Miguel Sebastián sabe que pueden contar con ellos. “Te dejo con Miguel y tranquiliza a todos [inaudible] Tenéis el apoyo del presidente”.

El BBVA asegura que ha abierto una investigación

El BBVA aseguró este jueves que abrió el pasado mes de junio una investigación sobre la contratación y los servicios prestados por la firma Cenyt, propiedad del encarcelado excomisario José Manuel Villarejo, y ha asegurado que tomará “las medidas internas que procedan” si se acreditara la existencia de irregularidades, además de llevar a cabo las acciones judiciales pertinentes.

Aparte de esta investigación interna, la entidad que actualmente preside Carlos Torres Vila solicitó a un despacho externo de abogados una revisión independiente de los hechos y de la documentación disponible. Ambas actuaciones están en curso en la actualidad. BBVA ha realizado una declaración institucional ante las informaciones publicadas sobre el grupo Cenyt, “que de ser ciertas revestirían una indudable gravedad”, subraya el banco.

Deja un comentario