El excomisario Villarejo pagó 60.500 euros por medio de transferencias a una de las empresas que formaban parte de la presunta trama de financiación ilegal del PP por la que Fiscalía Anticorrupción ha pedido que sea citada a declarar como imputada la expresidenta de la comunidad de Madrid Esperanza Aguirre, según avanza El Confidencial.

Las transferencias se realizaron en 2016 y se justificaron mediante cuatro facturas por conceptos no especificados, según datos del sumario de la pieza separada Pit, una de las 13 en las que se divide la llamada operación Tándem sobre las presuntas actividades irregulares del agente encubierto.

El dinero salió de dos cuentas bancarias de Club Exclusivo de Negocios y Transacciones SL (Cenyt), la compañía de investigación de Villarejo, y tuvo como destino The Cell Core SL, una agencia de comunicación administrada por el publicista Juancho Madoz, proveedor electoral del Partido Popular y, según el sumario del caso Púnica, una pieza clave en el esquema que habría tejido la formación para desviar fondos públicos a su caja B para sufragar parte de los gastos de sus campañas en las municipales y autonómicas de 2007 y 2011 y las generales de 2008 y 2011.

Villarejo no había aparecido hasta hora en la ecuación, pero al menos cuatro facturas por importes casualmente redondos lo relacionan con esa red de mercantiles, según el análisis de las cuentas que Cenyt tenía abiertas en los bancos Santander y Sabadell, inspeccionadas por Asuntos Internos de la Policía Nacional en un informe incorporado al caso Tándem.

La investigación sobre la trama de Indra y los empresarios Sánchez Moyano y Juancho Madoz es una de las piezas separadas del caso Púnica, un escándalo que saltó en octubre de 2014 tras destaparse una presunta red de corrupción liderada por el exconsejero madrileño y ex secretario general del PP Francisco Granados. El pasado viernes, la Fiscalía Anticorrupción apuntó más alto. Solicitó la declaración en calidad de investigada de Esperanza Aguirre junto a las de sus sucesores Ignacio González y Cristina Cifuentes, el expresidente de Indra Javier Monzón y la propia cotizada como persona jurídica para que aclaren su participación en el desvío de fondos públicos al PP.