La visita es una iniciativa personal de un grupo de andaluces que, no perteneciendo a partidos políticos, están comprometidos, varios de ellos desde hace muchas décadas, con la defensa de la democracia, de los derechos humanos, de la soberanía de los pueblos y de la cultura de la paz, participando activamente en organizaciones y colectivos de la sociedad civil.

Tiene el lejano precedente de la visita que Blas Infante, el reconocido como “padre de la patria andaluza”, realizó en 1935 a Lluis Companys y los ministros de la Generalitat prisioneros en el penal del Puerto de Santa María por orden del gobierno del “bienio negro” de la Segunda República.

 

El objetivo de la visita es expresar nuestra solidaridad con el derecho del pueblo catalán –como del andaluz y de todos los pueblos del mundo- a decidir libremente cómo organizar su vida en común y de qué estructuras políticas dotarse, por ser este un derecho colectivo que no puede anular legítimamente ninguna constitución ni legislación estatal y que está reconocido por Naciones Unidas y convenios internacionales. Cuál sea el desemboque y la forma de ejercicio de ese derecho en el caso concreto del pueblo catalán es algo que debe decidir democrática, pacífica y libremente ese pueblo, sin injerencias ni chantajes exteriores. A los demás nos toca solidarizarnos con esas decisiones y denunciar la represión y criminalizaciones que se están realizando para intentar evitar el ejercicio de ese derecho.

También tenemos como objetivo el denunciar públicamente la vergüenza de la “prisión preventiva” y la acusación de rebelión contra políticos elegidos democráticamente y líderes de organizaciones de la sociedad civil catalana por haber intentado ejercitar ese derecho y materializar los acuerdos mayoritarios del parlament de Catalunya. En realidad, son rehenes del Estado español que pretende contra ellos castigos ejemplarizantes para amedrentar a los defensores de los derechos colectivos y personales no solo en Catalunya sino en todo el Estado. Mostramos nuestra solidaridad con ellos, con sus familias y sus compañer@s políticos, así como, a través de ellos, con todos los demás represaliados, exiliados y perseguidos.

El grupo lo componen:

Isidoro Moreno Navarro, catedrático emérito de Antropología. Miembro del colectivo cívico Asamblea de Andalucía (AdA).

Manuel Delgado Cabeza, catedrático de Economía Aplicada. Miembro de Asamblea de Andalucía (AdA).

Rocío Medina, activista feminista andaluza. Profesora de la Universidad Autónoma de Barcelona.

Pablo María Fernández, profesor de Instituto. Miembro de la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA)

Francisco Casero, ecopacifista, ex-secretario general del SOC. Presidente de la Fundación Savia por el Compromiso y los Valores.

Antonio Aguilera, economista. Secretario de la Fundación Savia por el Compromiso y los Valores