Alessio Di Giulio, concejal de distrito de la Liga en Florencia, ha publicado un vídeo en el que se puede ver a una mujer que viste ropas típicas de la tradición gitana y que está pidiendo limosna, mientras el concejal dice: «¡El 25 de septiembre vota Liga para nunca volver a verla, ¡para nunca volver a verla nunca más!».

Di Giulio miró a la cámara con actitud burlona para más tarde enfocar a la mujer que sonreía sin entender qué pasaba, mientras trataba de responder con amabilidad: «No, no digas eso, no digas eso…». Al final del vídeo se escucha a la mujer decir: «No tengo miedo».

La ocurrencia del concejal de Matteo Salvini tuvo lugar a última hora de la tarde del domingo, y no pasó desapercibida tras la publicación del contenido en sus redes sociales, que luego eliminó, según publica el diario El Mundo.

"Vótanos para no volver a verla nunca más", el escándalo en Italia por el vídeo racista de un concejal de Salvini
«Vótanos para no volver a verla nunca más», el escándalo en Italia por el vídeo racista de un concejal de Salvini

Di Giulio borra el vídeo y lo sustituye por un largo mensaje en el que no pide disculpas

Sin embargo, Alessio Di Giulio ha sustituido las imágenes por un largo mensaje en el que no pide disculpas, sino que echa más leña al fuego: «Esta mañana veo que ha habido alguna reacción aquí y allá, qué raro», comienza el mensaje.

«No sé por qué pero no veo a ningún opinador dominical denunciando el tema de la mendicidad acosadora en las grandes ciudades de la Toscana. También podríamos hablar de los campamentos ilegales de gitanos y de las personas obligadas a pedir dinero en los semáforos o en la calle, pero dudo que ningún intelectual de izquierda quiera entrar en el asunto», añade.

«La mendicidad acosadora es un delito»

Di Gulio recuerda además que «la mendicidad acosadora es un delito que castiga a quien practica la mendicidad de manera vejatoria o simulando deformidades o enfermedades o mediante el uso de medios fraudulentos para despertar la piedad en los demás».

«A trabajar, que yo pago las facturas, no me las paga el Ayuntamiento como a los que viven en los campamentos o en el centro social de la ciudad»

Y finaliza diciendo: «El que me tache de racista no me conoce. Le mando un beso muy grande y a trabajar, que yo pago las facturas, no me las paga el Ayuntamiento como a los que viven en los campamentos o en el centro social de la ciudad».

La periodista Selvaggia Lucarelli compartió el vídeo del político y de inmediato la campaña de Alessio Di Giulio para las elecciones del próximo 25 de septiembre se convirtió en tema de conversación en toda Italia.

Matteo Salvini se pronuncia al respecto

Matteo Salvini se ha pronunciado al respecto diciendo: «Se equivocó, hizo el ridículo, los problemas se resuelven con ordenanzas, con leyes, con la policía. El problema de los campamentos gitanos no se soluciona con un vídeo y centrándolo en una persona».

«Podría habérselo ahorrado. Como Ministro del Interior despejé los campamentos gitanos haciendo cumplir la ley», añadió. Cuando le pidieron más dureza con su concejal, respondió: «Cómo espero que Letta sea duro con los candidatos antisemitas con los que ha llenado las listas del Partido Democrático».

Reacciones de los usuarios de Twitter:

 

 

 

 

En la red social también se pueden ver muchos mensajes de apoyo a Alessio Di Giulio como los siguientes: «Tiene mi voto», «¿En España donde hay uno así para votarlo?, «¿Dónde hay que firmar? o «La mejor campaña de la historia».

DEJA UNA RESPUESTA