Este martes, Vox ha presentado en el Congreso de los Diputados una propuesta no de ley en la que exige al Gobierno de Pedro Sánchez la adquisición de 200 misiles anti-buque de largo alcance para equipar tanto a los buques de la Armada como a los aparatos del Ejército del Aire, en particular a los pertenecientes al Mando Aéreo de Canarias, con el fin de proteger a España de Marruecos y Argelia.

Además el partido liderado por Santiago Abascal pide ampliar la serie de submarinos S-80 a 6 unidades y el aumento de la partida presupuestaria de Defensa hasta el 2%, acorde con el compromiso adquirido por España en la Cumbre de Cardiff de 2014 de la OTAN.

Según Vox, «la escasez de recursos que vive el Ministerio de Defensa español desde los últimos años ha permitido a países vecinos como Marruecos y Argelia reducir el gap existente entre nuestras Fuerzas Armadas y sus homólogas argelinas y marroquíes» y por ello han exigido al exige al Gobierno que desarrolle una estrategia que sea capaz de mantener la superioridad de nuestras Fuerzas Armadas en el Flanco Sur Peninsular, que incluye Baleares, Mar de Alborán, Ceuta, Melilla, Estrecho de Gibraltar, Isla Perejil y Chafarinas, Peñones de Alhucemas y Vélez y Canarias.

El partido político pide también la elaboración de un informe, que deberá ser remitido en un plazo no superior a 3 meses a la Comisión de Defensa, que incluya un análisis comparativo entre las Fuerzas Armadas de España, Marruecos y Argelia y que incluya un apartado de recomendaciones en el que se expongan las necesidades operativas de nuestras Fuerzas Armadas al objeto de asegurar una capacidad óptima de actuación en el Mar de Alborán.

En la proposición no de ley presentada por la formación de Santiago Abascal, Vox muestra su preocupación por el aumento de la inversión en Defensa de Marruecos y Argelia, poniendo como ejemplo que el presupuesto de Argelia ha aumentado en un 157%.

En su texto, los de Abascal destacan que la Marina argelina “ha dado un salto cualitativo en su capacidad de disuasión al situarse como el único país del Mediterráneo, junto con Israel, con capacidad de lanzar misiles de ataque a tierra” desde sus dos nuevos submarinos rusos de la clase 636 y que solo EE UU, Rusia, China, Corea del Norte y Reino Unido poseen la referida capacidad. Además recalcan que Argelia se ha volcado en el arma submarina con seis sumergibles y otros dos pendientes de adquirir.

Respecto a Marruecos, Vox señala que ha comprado a Estados Unidos una decena de misiles aéreos anti-buque “AGM-84-L Harpoon Block II” que pueden ser lanzados desde los desde los 50 cazas F-16 que la Fuerza Aérea marroquí recientemente ha adquirido.

Estos datos, según la formación de Santiago Abascal, dejan a la Armada española en una situación «crítica» y “escalofriante” y por eso han presentado la proposición no de ley en el Congreso de los Diputados.