Silencio en el PP andaluz tras los ataques de la formación de ultraderecha Vox por acceder a que entreguen de los trabajadores de violencia machista. Es la estrategia del partido de Abascal: mantener la tensión con PP y Ciudadanos, que de momento han defendido que todos los trabajadores tienen la capacitación necesaria.

El Gobierno, por su parte, indica que las actuaciones que está llevando a cabo Vox y en las las que está cediendo tanto el PP como Ciudadanos, «son preocupantes, en relación con los acuerdos de Estado contra la violencia de genero, las peticiones de identificación de empleados de la administración andaluz«

Así lo indicado la vicepresidenta en Funciones Carmen Calvo en su cuenta de Twitter, en la que indica que «el Gobierno exige firmeza a la Junta de Andalucía contra la violencia machista, «La Junta debe ser más firme en defensa de su profesionalidad porque está en cuestión la seguridad de las mujeres«.

Mientras, el presidente andaluz sigue guardando silencio sobre las polémicas listas de trabajadores que su Ejecutivo ha enviado a Vox: 130 empleados, desglosados por profesiones, de los que la mitad, dicen, no están colegiados. Ortega Smith denuncia que «lo que no puede haber es enchufados y colocados a dedo por cuestiones políticas«.

Desde el Gobierno de Andalucía, les recuerdan que no estar colegiado no significa no ser titulado y rebajan esa cifra. Juan Marín defiende que los trabajadores «tienen toda la preparación y capacidad necesaria para desarrollar su trabajo«.

«Otra cuestión es que el señor Serrano le haya trasladado un documento en el que le informa de cuántas de esas personas están o no colegiadas«, sentencia Marín.

Susana Díaz: «Si Casado cree que Vox es de extrema derecha mucho está tardando en romper con ellos en Andalucía»

Para la oposición, las exigencias de Vox son la consecuencia de que PP y Ciudadanos hayan «cedido a su chantaje«. «Me parece bochornoso que en estos momentos el Gobierno de Andalucía esté secuestrado y supeditado a los intereses de la ultraderecha«.

Ahora, recibidas las listan andaluzas, Vox anuncia su intención de extender la lista negra a toda España. Abascal, a través de su cuenta de Twitter, ha lanzado el mensaje: «VOX seguirá preguntado en todas las instituciones para que se sepa de todo aquello sobre lo que hay oscurantismo«.

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario