Buenas noticias para los defensores de los derechos, la libertad y la democracia. El partido de extrema derecha VOX ha pinchado al fin en hueso y el Pleno del Parlamento de Andalucía ha rechazado este jueves, con los votos de PSOE-A, Ciudadanos y Adelante Andalucía, y la abtención del PP-A, las medidas planteadas por Vox para evitar el aborto y su referencia a «abortorios públicos y privados», según se recogía en una moción relativa a política general en materia de familias.

Sin embargo, solo esa parte de la moción ha sido rechazada, ya que los 22 restantes puntos de la moción han sido aprobados por PP-A y Ciudadanos, mientras que PSOE-A y Adelante Andalucía la han rechazado en su totalidad. Los puntos aprobados de la moción se refieren a la creación de un cheque de conciliación; a medidas para fomentar la natalidad; al estudio de la creación de una posible prestación para los abuelos que se encargan del cuidado de sus nietos, o al estudio sobre la exención para las familias numerosas del máximo número de tributos y tasas posibles en los trámites de la administración autonómica.

El punto de la moción de Vox relativo al aborto y que ha sido rechazado en su totalidad, recogía la creación de un plan de prevención que permita dar a conocer el drama del aborto de la misma manera que se ha llevado a cabo con otras problemáticas sociales. Dicho plan contemplaría el dar apoyo emocional, laboral, educativo, médico y económico «para promover la continuación del embarazo, antes y después de dar a luz, así como de informar de todos los beneficios y ayudas existentes, así como la realización de los diferentes tramites de los que pudieran ser beneficiarias las familias». Unas palabras que enmascaran la intención de prohibir o, cuanto menos, poner las mayores trabas posibles al aborto facilitando y dando ayudas a los embarazos.

Asimismo, el partido de ultraderecha planteaba implementar «medidas para garantizar la calidad de la asistencia en todos los abortorios públicos y privados, de tal modo que se garantice que estos centros cumplen escrupulosamente con la legislación vigente, evitando de esta forma cualquier práctica irregular». Una medida para poder ejercer presión sobre los centros de interrupción voluntaria del embarazo.

«Abortorio», esa palabra que ni siquiera «aparece en el diccionario».

La portavoz adjunta de Adelante Andalucía, Inmaculada Nieto, ha expresado el rechazo de su grupo a la moción porque no comparten ni el modelo de familia ni las prioridades ni los objetivos de Vox. Ha mostrado su desacuerdo con que una familia por el hecho de ser numerosa tenga un tratamiento fiscal más favorable que otras familias. Ha indicado que las ventajas fiscales deben ser en función de la renta y no del modelo de familia, ya que una familia monoparenatal puede tener más necesidades que una familia numerosa en la que sí hay recursos suficientes por los ingresos familiares.

Ha señalado además que el aborto «no tiene nada que ver» con los índices de natalidad y ha criticado el término

La portavoz adjunta de Adelante Andalucía, Inmaculada Nieto, ha expresado el rechazo de su grupo a la moción porque no comparten ni el modelo de familia ni las prioridades ni los objetivos de Vox. Ha mostrado su desacuerdo con que una familia por el hecho de ser numerosa tenga un tratamiento fiscal más favorable que otras familias. Ha indicado que las ventajas fiscales deben ser en función de la renta y no del modelo de familia, ya que una familia monoparenatal puede tener más necesidades que una familia numerosa en la que sí hay recursos suficientes por los ingresos familiares.

Ha señalado además que el aborto «no tiene nada que ver» con los índices de natalidad y ha criticado el término «abortorio» al que recurre Vox en su moción, una palabra que ni siquiera «aparece en el diccionario».

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario