Este viernes desde Vox han llegado a un acuerdo con el PP para sacar adelante la ley ómnibus, con unas 40 normas que modificaran el prisma al son de la ultraderecha.

Por un lado, los de Rocío Monasterio pretenden imponer su agenda ideológica eliminando distintos aspectos que conciernen al colectivo LGTBI. Así lo ha reiterado la ultraderechista «es para acabar con la ideología de género”.

El otro aspecto principal al que pretenden hacer frente es a la ‘ley de la eutanasia’, creando así la especialidad de cuidados paliativos

“PP y Vox han presumido esta mañana de suspender parte de los derechos de las personas LGTBI, reconocidos en dos leyes de la Comunidad, a través de una triquiñuela en la ley ómnibus”, ha denunciado Tania Sánchez, diputada de Más Madrid.

“Ante esa chulería para suspender esos derechos, hemos registrado un recurso para bloquear que se pueda aprobar una ley que rompe los derechos fundamentales conquistados por estos colectivos”, ha continuado.

“Vox exige una dureza con los derechos LGTBI que el PP quiere entregar por la puerta de atrás, sin pagar el precio de decir en público que quiere suspender las leyes de derechos conquistados la legislatura anterior”, ha sentenciado.

Desde el PSOE, del mismo modo, también han registrado otro recurso: “Entendemos que se han admitido dos nuevas enmiendas al articulado bajo la apariencia de transacción, sin que medie el acuerdo unánime de todos los ponentes”, ha dicho Pilar Sánchez Acera.

DEJA UNA RESPUESTA