Ignacio Garriga, el candidato de Vox a la alcaldía de Barcelona y diputado electo en el Congreso, ha amenazado con que si consigue entrar en el ayuntamiento en las elecciones municipales del 26M, suprimirá el centro LGTBI de Barcelona.

«Hay que cerrarlo. El primer día que entremos en el ayuntamiento propondremos su supresión, no tiene ningún sentido», ha dicho Garriga. El centro LGTBI de Barcelona fue inaugurado el 19 de enero por la alcaldesa Ada Colau y, posteriormente, el 27 de enero, apareció con cristales rotos y pintadas de carácter homófobo.

Garriga intenta alejar la amenaza de cierre del centro de las ideas homófobas que representa su partido, enmarcándolo dentro de un recorte en «gasto político» y de subvenciones para compensar la bajada de impuestos que Vox propone para Barcelona. El diputado tacha el centro de «organización superflua», «carente de impacto» e «ideologizada» y que antes que un centro LGTBI en Barcelona es necesaria la creación de «un centro de las familias».

MENA

Garriga ha cargado también contra los menores extranjeros no acompañados (MENA) que, según él, llegan a la capital catalana con falta de «tutorización» de y ha opinado que esto les lleva a verse «obligados a delinquir», aunque no aporta ninguna cifra, dato o estudio que confirme sus palabras.
Susana Díaz: «Si Casado cree que Vox es de extrema derecha mucho está tardando en romper con ellos en Andalucía»

El diputado considera que «el problema es que entran en España» por culpa del «discurso demagógico» sobre la «capacidad de acogida de inmigrantes» y, en este sentido, ha cargado contra Colau, a quien ha acusado de «potenciar la inmigración ilegal».