El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha hecho un llamamiento a la “valentía” de los votantes ante el “miedo” que, a su juicio, quieren implantar los “Tezanos de izquierdas y de derechas” en alusión a los distintas encuestas electorales de los últimos días.

En un acto electoral en Córdoba, Abascal ha señalado que los españoles están “hartos” de “escuchar que no hay alternativa” con unas encuestas que tratan de “meter el miedo en el cuerpo” y dicen “lo que hay que votar, especialmente en las provincias pequeñas”.

Un mensaje que “ya no cala”, sobre todo “en Andalucía”, donde Vox “ha participado de un cambio histórico”, por lo que ha espetado al resto de formaciones que “si tienen miedo, que se retiren ellos”, ya que su partido “no va a dar ni un paso atrás” en la “defensa de la libertad y los valores”.

Ha añadido que, a diferencia de otros partidos, Vox “no ofenderá a sus votantes ni les dirá que su voto es inútil”, por lo que debe optar por quien “defienda sus convicciones”, aunque espera que lo haga “en libertad”.

Abascal ha considerado que en las elecciones del próximo 28 abril se puede optar entre el “voto del miedo” de una derecha, en alusión al PP que ha sido “testamentario del socialismo”, el “voto de la ilusión” de la “España viva” de Vox, o el “voto de la traición” que supone un PSOE “apoyado por los enemigos de España”.

En este sentido, se ha referido a los que “ejercieron el terrorismo” en el País Vasco, en referencia a Bildu, “los separatistas que quieren destruir España” o los que “nos quieren llevar a Venezuela”.

Además, ha alertado al PP y a Ciudadanos que si “incumplen lo pactado” en Andalucía “habrá consecuencias” y a Vox “no le va a temblar el pulso” para tomar “medidas necesarias” con alternativas “políticas y patrióticas”.

Abascal también ha criticado a los que “quieren echaros de la Catedral de Córdoba” con un discurso de “retroizquierda” y ha apostillado que si la campaña electoral la iniciará en Covadonga “por qué no acabarla en Granada”.

Por su parte, el presidente de Vox Córdoba y portavoz de dicha formación en el Parlamento de Andalucía, Alejandro Hernández, ha señalado que la rebaja fiscal aprobada por la Junta “es una realidad gracias a que Vox la ha exigido” ya que de lo contrario “se hubiera hecho en otros plazos con fines electoralistas”.

Hernández ha asegurado que si no fuera por Vox tanto PP como CS “se habrían plegado aún más a las peticiones de la retroizquierda” que busca “enfrentamientos entre españoles y sexos”, pero que “no mitigan los problemas de las familias”.

Finalmente, ha reiterado que si el Ejecutivo andaluz “no cumple” con lo pactado, Vox no será “ni cómplice, ni testigo” de un Gobierno de la Junta de Andalucía que “se decía del cambio” pero que “quedaría como el del recambio”.

Deja un comentario