«Estoy planteando en tema de la eutanasia, el sacrificio humanitario, que muchas veces es una práctica más aconsejable que el mantenimiento en las condiciones penosísimas en las que se está manteniendo durante años a estos animales». De está forma se manifestaba el concejal zaragozano de Vox Julio Calvo, quien pide que se maten a los perros sin hogar porque es más barato que mantenerlos vivos.

Calvo propuso acabar con los perros que definió como “inadoptables” y a los que describió como «sin raza reconocible, viejos, enfermos, potencialmente peligrosos y que, desde luego, disuaden a cualquier familia o persona que busque un animal de compañía», en un alarde de menosprecio por la vida y cosificación animal.

Vídeo Recomendado:

El representante del partido ultra dijo esta barbaridad en su intervención ante la Comisión de Cultura durante la comparecencia de la coordinadora del área de Participación, María Pilar Membiela, que abogó por mantener la política de “sacrificio cero”, es decir, de no matar animales, que lleva años aplicando el consistorio. «Me preocupa el coste que está suponiendo para el ayuntamiento el mantenimiento de estos animales sine die», remató.

No tenemos que escandalizarnos» por «una práctica que se lleva a cabo en muchos sitios y que sorprendentemente es rechazada por grupos que defienden la eutanasia humana». Eutanasia selectiva, parece más bien. Dudo que algún perro elija morir, por más que le parezca posible a Calvo.

Tanto el concejal de Podemos Equo Fernando Rivarés como la edil de ZeC (Zaragoza en Común) Luisa Broto reclamaron que se mantenga la política de sacrificio cero en la perrera municipal de la capital aragonesa.