Los tres partidos de derecha que lideran Andalucía siguen empeñados en marcar un antes y un después en la comunidad tras su paso por el Gobierno. El Parlamento andaluz ha rechazado la propuesta de Adelante Andalucía de exhumar y retirar los restos del militar golpista Gonzalo Queipo de Llano de la Basílica de la Macarena de Sevilla, con los votos en contra del Partido Popular, Ciudadanos y Vox.

Las tres derechas rechazaron una Proposición No de Ley (PNL) de Adelante Andalucía, que apoyó el PSOE, que recogía lo siguiente, en su punto 14: «Instar al Consejo de Gobierno al desarrollo normativo y dirigirse en base a este desarrollo al titular de la Basílica de la Macarena para que proceda a la exhumación y retirada de los restos del golpista Queipo de Llano de su actual ubicación, por sus vínculos con la dictadura franquista y como dirigente militar del fracasado golpe de estado que dio inicio a la Guerra Civil».

La medida, enmarcada en una proposición no de ley que incluía una quincena de puntos sobre memoria histórica, reclamaba que, si el titular de la basílica no lo hacía en ese plazo, se instara al Gobierno andaluz a incoar de oficio el procedimiento y a exhumar los restos antes de junio del próximo año.

Asimismo, estos tres partidos han rechazado otros puntos como incrementar en un 15 por ciento la financiación de la memoria histórica, pedir al Gobierno central la desclasificación de todos los documentos incautados durante la Guerra Civil o retirar en tres meses la simbología franquista de los edificios de la Junta.

Ninguna ley impide la exhumación

La diputada de Adelante Ana Naranjo ha denunciado los «constantes incumplimientos» de la ley y el «descenso paulatino» de la financiación, por lo que ha urgido al desarrollo normativo.

Ha recordado que en el caso de Queipo de Llano no hay ninguna ley que impida su exhumación, sino que la norma lo avala. El debate de la iniciativa ha conllevado un enfrentamiento entre las bancadas de Adelante Andalucía (Podemos-IU) y Vox después de la intervención del portavoz de esta última formación.

La tumba de Queipo es una exaltación al golpe

La Ley de Memoria Histórica de Andalucía recoge en su artículo 32 lo siguiente: “La exhibición pública de escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones, como el callejero, inscripciones y otros elementos adosados a edificios públicos o situados en la vía pública, realizados en conmemoración, exaltación o enaltecimiento individual o colectivo del golpe militar de 1936 y del franquismo, de sus dirigentes o de las organizaciones que sustentaron al régimen dictatorial, se considera contraria a la Memoria Democrática de Andalucía y a la dignidad de las víctimas. […] Cuando los elementos contrarios a la Memoria Democrática estén colocados en edificios de carácter privado con proyección a un espacio o uso público, las personas propietarias de los mismos deberán retirarlos o eliminarlos”.

La tumba del general, ubicada en la basílica de la Macarena de Sevilla, supone en sí misma una exaltación del golpe y de uno de sus dirigentes y por tanto, el cadáver de Queipo debe ser exhumado y trasladado a un lugar que no esté “proyectado a un uso público”.

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario