Macarena Olona, secretaria general de Vox en el Congreso de los Diputados, ha anunciado este jueves que su formación recurrirá la Ley de Memoria, cuyo anteproyecto el Consejo de Ministros aprobó este martes, al considerar que vulnera «derechos fundamentales» como la «libertad de expresión, de asociación e ideológica».

En una entrevista en esRadio, Olona ha criticado de una forma un tanto especial que la acción anunciada por el Ejecutivo. La portavoz se sitúa en el bando ganador de la guerra civil, el franquista, al señalar que el Gobierno progresista pretende «ganar con una ley lo que perdieron en el campo de batalla». «Pretenden rescribir la historia que mis antepasados cerraron con heridas sangrantes con mucha dignidad y sacrificio», ha apuntado.

Según Olona, y «por las informaciones» conocidas, la Ley de Memoria también vulnera «la jurisdicción exclusiva que garantiza el artículo 117 de la Constitución», que establece que «para que se reconozcan unas víctimas se tiene que publicar un victimario».

En esta línea, la dirigente de Vox ha explicado que el recurso será presentado una vez la Ley de Memoria sea aprobada en el Congreso de los Diputados. A su juicio, se trata de un «avance más del sectarismo ideológico cuyo paradigma es el comunismo de extrema izquierda» que «está en el poder por la ignominia» del PSOE.

Así, Olona ha criticado que con esta ley se pretenda «declarar la nulidad de las condenas impuestas por la dictadura» y que se quiera «implementar una fiscalía especial en el Supremo, que no hará de fiscal sino de historiador». «Y no será objetivo, sino al servicio del Gobierno que quiere derogar la Ley de la Amnistía y resquebrajar la legitimidad de la Constitución», ha añadido.