La Audiencia Nacional investiga como ataque yihadista el suceso producido en Algeciras y que ha acabado con el sacristán de la iglesia Nuestra Señora de La Palma, Diego Valencia, fallecido, y al menos cuatro personas heridas, entre ellas, el párroco Antonio Rodríguez de la capilla de San Isidro, que está grave, pero estable.

Tal y como ha informado 20minutos.es, el hombre detenido como presunto autor de los hechos es Yasin Kanza, de nacionalidad marroquí y de 26 años. Testigos presenciales han indicado a El Confidencial que el asesino de origen marroquí portaba en una mano el Corán y en otra el arma homicida.

Las reacciones políticas no se han hecho esperar. Numerosas personalidades políticas, han mostrando su solidaridad hacia las víctimas mientras Vox ha señalado la actitud del Gobierno como principal responsable del ataque.

Vox utiliza el ataque de Algeciras para criminalizar a toda la población migrante
Vox utiliza el ataque de Algeciras para criminalizar a toda la población migrante

La formación de extrema derecha comenzaba a difundir imágenes del suceso, del cuerpo e incluso del arma homicida lanzando mensajes contra las personas migrantes incluyendo a todas en el mismo saco.

«Mi más sentido pésame a familiares y allegados de la víctima. Unos les abren las puertas, otros los financian y el pueblo los sufre. No podemos tolerar que el islamismo avance en nuestro suelo», ha escrito en un tuit el líder de Vox, Santiago Abascal.

Una vez se confirmó que el responsable del ataque había entrado de manera ilegal en España y que además tenía antecedentes, Abascal escribió un segundo mensaje en la red social: «Entró ilegalmente en España, tenía una orden de expulsión, estaba vigilado por yihadismo, era okupa. ¿Cuántos habrá como él en España? Las mafias de tráfico de personas y los políticos que les abren las fronteras y los riegan a subvenciones no pueden ocultar su responsabilidad».

El secretario general del partido, Ignacio Garriga, se ha pronunciado también al respecto en otro tuit: «El Islamismo amenaza nuestra civilización y campa a sus anchas en nuestras calles. Hoy se cobra la vida de un sacristán, hace unos años lo hizo de mujeres y niños en Barcelona y Tarragona. Hay que combatirlos».

Por su parte, Rocío de Meer, diputada nacional por Almería, ha lanzado sus críticas no solo contra el Gobierno sino también sobre «cada periodista, cada tertuliano progre y cada político que nos señalaba por avisar de que esto iba a volver a pasar es cómplice de cada gota de sangre derramada».

Además, en otro tuit ha pedido llamar a las cosas por su nombre: «Asalto a varias iglesias en Algeciras. Un sacristán muerto. Cuatro heridos. Al grito de Alá. A ver cuánto tardamos en llamar a las cosas por su nombre».

DEJA UNA RESPUESTA