El Juzgado de Primera Instancia número 46 de Madrid ha condenado a la exdirigente de Vox Cristina Seguí a indemnizar al exministro de Transportes José Luis Ábalos con más de 6.000 euros por vulnerar su derecho al honor y a su propia imagen.

Esto sucedió cuando Seguí entre 2020 y 2021 se refería a Ábalos, entre otros descalificativos, de «moralmente tarado», «vago grotesco» o «engrendro».

Dichas «expresiones vejatorias», considera la jueza, son »evidentemente lesionan su honor«, según la sentencia a la que ha tenido acceso ABC.

«Han sido vertidas (…) con una evidente trascendencia pública y lejos del acaloramiento de un debate, sino de forma reflexiva y en la tranquilidad de su cuenta de Twitter donde encuentra respaldo de la mayor parte de los seguidores que se pronuncian al respecto«, continúa el auto.

Esta condena por afectar a Ábalos se suma a la implementada contra el tuitero Alvise Pérez, quien publicó imágenes del exministro en la terraza de su casa.

«Todas estas expresiones de contenido íntimo y sexual del demandado, como ha declarado él mismo en el acto del juicio, han sido las que más han afectado a su honor al ser vertidas en un medio de acceso público y extraerse de su lectura un ánimo claramente difamatorio y vejatorio, ocasionándole problemas familiares, repercutiendo en su vida cotidiana y relaciones sociales«, expone la jueza.

De este modo, estos casos, concluye, exceden la libertad de expresión «si se limitan al ámbito puramente personal o sexual y se realizan en los medios de comunicación, pudiera entenderse como un medio de presión social y con finalidad distorsionadora de lo realmente acontecido«.

DEJA UNA RESPUESTA