Tras los cambios latentes, en materia de redistribución y progreso social, introducidos por la RC en la vertebración de Ecuador fueron contrarrestados de un modo que ha supuesto la reutilización del concepto de ‘lawfare‘, como explicativo de la injerencia, el golpe blando, a través de la judicatura y los medios.

Años después, tras la debacle del país en manos de Lenin Moreno se celebran nuevos comicios y para tratar el tema, el contexto y las perspectivas de futuro hemos hablado con  Washington Orejuela, corresponsal y secretario de la CONAICOP en Ecuador.

 

– ¿Cómo se fragua la victoria de Lenin Moreno en los últimos comicios?

La Revolución Ciudadana (RC), representada por el Sr. Rafael Correa Delgado, llegó al poder después de ganar las elecciones en segunda vuelta el 26 de noviembre del año 2006 a la candidatura del Sr. Álvaro Noboa con el 56,67% de los votos. Su fórmula era con el Sr. Lenin Moreno de vicepresidente y asume el mandato el 15 de enero del 2007. Gobernó hasta el 24 de mayo del 2017 ese periodo se lo conoce como la ‘década ganada’, donde se logró «el sueño ecuatoriano». Durante este período Rafael Correa fue coherente entre las palabras y los hechos.
Correa encontró un país hundido en la miseria, abandono, con pobreza extrema, analfabetismo, desempleo, subempleo, apagones, recesión económica, sueldos de miserias, con riesgo a ser despedido sin un gracias y una mafia política, que logró llevar a la nación a un caos total, con golpes de estado y presidentes desterrados por los actos de corrupción.
Ecuador no era una nación, era una hacienda y así es como llamaron siempre a mi patria. La RC en el poder logra un cambio significativo en obras tangibles e intangibles, aprobación de leyes para beneficio del pueblo, logrando devolver la esperanza a las y los ciudadanos que no creían en un mañana.
Con este accionar logra 14 victorias electorales, entre consultas populares, elecciones de gobiernos locales, alcaldes, prefectos y tres triunfos de elecciones presidenciales, lo que permite permanecer en el poder por 10 años ininterrumpido un hecho histórico en nuestra patria.
Con todos los logros de la RC y un Rafael Correa cansado para continuar otro periodo presidencial, decide dejar a Lenin Moreno como su sucesor, este personaje escondido en la oscuridad con una máscara de amigo fiel al proyecto del progresismo, logro que Rafael Correa endosara los votos y posesionarlo como presidente en dupla con Jorge Glas, el primer preso político del traidor. Una vez ya estando en el sillón presidencial se retira la máscara y logra alianza con lo más vil de la política ecuatoriana.
Traiciona el proyecto que gana en las urnas y ponen en práctica el proyecto perdedor, gracias a esa maniobra la derecha Ecuatoriana confirma que no sirve para gobernar, destruye todo lo construido, sin importar lo que le representa al país en lo económico. En alianza deciden una brutal persecución a todos los miembros del gobierno anterior, excepto los que decidieron traicionar, que fueron muchos, a ellos no está permitido tocarlos, tomando como grito de publicidad “VAMOS A DESCORREIZAR EL PAíS”.
Ese plan le cuesta al país una suma muy jugosa, entre robos, préstamos Internacionales, que jamás ingresaron, perdonar los impuestos a los grandes empresarios y eso obliga a deteriorar toda la estructura, reparto de cuotas de poder para tener votos en la asamblea, un pago muy considerado a la prensa, con ello compro su silencio.

 

– ¿Qué ha supuesto entonces la presidencia de Lenin Moreno para el país ecuatoriano?

No existen supuestos, es evidente que destruyo lo ganado en 10 años de un gobierno de mayoría. No conforme con eso nos regresó al año 2000 donde las familias no eran pobres, eran miserables, se convirtió en un gobierno acéfalo, dando lugar a una anarquia que, la derecha contratada por los EEUU, sabe bien como entregar los recursos naturales en bandeja de oro a los piratas del siglo XXI.

 

– ¿Qué factores serán decisivos de cara a las próximas elecciones?

La parte que afecta a la nación es la economía se despidieron más de 800.000 trabajadores del sector público sin contar los del privado. Esa acción tiene en desventaja la economía de las familias, crea un ambiente preocupante donde el circulante se reduce y la economía se estanca. Con ello los despidos continúan porque los pequeños empresarios no pueden vender sus productos, sumado a un estado de excepción que duro un largo periodo por la pandemia, las familias que están en subempleo y desempleo se vuelve una situación insostenible, sin olvidar que no se logró producir en un periodo extenso pero los servicios básicos no dejaron de facturas.
El pueblo que vivió la década ganada sabe que el modelo del socialismo del siglo XXI pone al ser humano por encima del capital. Ese es el factor primordial en estas elecciones.

 

– Según las encuestas Arauz será el claro vencedor de estas elecciones ¿Es así?

La afirmación es correcta, lo más importante es que gana en una sola vuelta. Sabemos que la derecha no tiene poder de convocatoria, jamás ganara un concurso de princesita de navidad ni en su barrio, todos los puestos obtenidos por elecciones populares son con fraude, acción que es difícil ejecutar hoy.
El apoyo Arauz es multitudinario, la derecha tratará de robar 10 puntos que siempre lo hacen eso no le alcanza para forzar una segunda vuelta.

 

– ¿Cuál es el programa político de Arauz?

Resumido en una sola frase y en mayúsculas: GOBERNAR PARA LAS MAYORIAS.

 

– Es cierto que durante el gobierno de Correa se vivió una década de redistribución y mayor desasosiego para el pueblo, pero ¿qué errores cometió el gobierno de Correa que deba corregir Arauz?

Arauz debe corregir muchas cosas, también poner mano dura a los que verdaderamente se robaron los recursos del Estado y provocaron las muertes en las manifestaciones de octubre, sin olvidar el genocidio en la pandemia, estos personajes crean leyes para que les garantice impunidad y gracias a ellas caminan con una sonrisa por nuestro territorio.
Correa cometido un gran error, quizás el más importante y es que se olvidó de concientizar a la población políticamente, lo básico. Descuidó los mandos medios y ellos formaron un anillo que no le permitía a las y los ciudadanos contar con esa oportunidad de presentar proyectos para que nacieran los nuevos líderes. Sobre todo nos faltó promocionar la unidad para que, de esa manera formar, el tejido y el pueblo conozca sus derechos, se autoconvoque y los puedan reclamar, a sabiendas de que el soberano es él.
Exceso de confianza y conformismo de una elite política formada en cada localidad lograron impedir la participación masiva. Eso logró una fisura con los que hoy sabemos que traicionaron el proyecto, sin contar que esa maniobra casi destruye a la REVOLUCIÓN CIUDADANA.

 

– ¿A partir de estos próximos comicios se espera un nuevo futuro para el Ecuador?

Con los comicios salvaremos el futuro, el presente está en el fondo del hoyo. Para lograr sacarlo costará un poco, esa es la razón por la cual estos comicios son clave para las mayorías. Estoy seguro que el Ecuador volverá a ver la luz de la alborada.

 

– ¿Cuáles son los sentimientos y sensaciones de la población?

Los sentimientos están encontrados entre la traición y el agradecimiento. El primero pide venganza, el segundo siente nostalgia por los años perdidos, el mismo motiva a la población asistir a las urnas para darle el triunfo a los candidatos del socialismo del siglo XXI, recordándole que estas elecciones cuenta con la presencia del binomio de la esperanza como lo llaman a la formula ARAUZ-RABASCALL, gracias a ese pueblo aguerrido que logro evitar que el gobierno de un golpe a la democracia descalificando a los candidatos del correísmo, como lo llama el gobierno y sus aliados. El pueblo se paró frente a las instalaciones y exigió su derecho a elegir y ser elegido.
Sabemos que el día de las elecciones será muy duro, evitar todas las maniobras oscuras de la derecha será un reto. Ellos a toda costa tratarán de evitar el triunfo. Los voluntarios para cuidar el voto están listos, el triunfo se confirma al día siguiente y el país tomará un nuevo rumbo.
La población está segura que los años de gloria volverán, que la noche más oscura termina y empieza el amanecer.

 

– Entonces existe la posibilidad de fraude electoral

Las posibilidades son grandes, el mismo este cocinado, no saben cómo servirlo. Se imprimen 6’000.000 de papeletas con error, las mismas aún no son destruidas. Alguna jugada preparan la pregunta a formular es: ¿Cómo la ejecutarán?