WWF se une a la petición de un Nuevo Acuerdo para la Naturaleza y las Personas

Sharm-El-Sheikh (Egipto), 16 de noviembre de 2018.– Mañana comienza en Egipto la 14ª Conferencia de las Partes (COP14) del Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB), una reunión clave en la que participan 196 países con el objetivo de detener la devastadora pérdida de naturaleza a la que estamos asistiendo. WWF estará presente con una delegación de más de 30 personas para velar por la protección de la biodiversidad a nivel mundial y apoyar la creación de un Nuevo Acuerdo para la Naturaleza y las Personas que ayude a revertir la situación de aquí a 2030.

Según WWF, los esfuerzos globales para frenar la pérdida de biodiversidad deben ser urgentes y contar con un compromiso político para tener resultados efectivos. De hecho, proteger y restaurar la naturaleza y la biodiversidad es fundamental para nuestra salud, bienestar y economías y para mantener e incrementar la prosperidad en todo el mundo. Por ello, la COP14 del CDB representa una gran oportunidad para impulsar acciones a nivel mundial que detengan los daños a la biodiversidad.

En el marco de este Convenio, los 196 países participantes acordaron ayer adoptar la Declaración de  Sharm-El-Sheikh, que hace referencia a la incorporación de la diversidad biológica en los sectores de energía y minería, infraestructuras, industria y sanidad.

A pesar de este paso adelante, es evidente que estamos fracasando a la hora de abordar la pérdida de la naturaleza. El reciente Informe Planeta Vivo de WWF muestra que la biodiversidad sigue disminuyendo a un ritmo alarmante, lo que tiene consecuencias devastadoras para las personas y el planeta. Además, ahora es innegable que la mayoría de las 20 Metas de Aichi para la Diversidad Biológica, establecidas en 2010 para hacer frente a algunos de los mayores desafíos ambientales a los que nos enfrentamos, no se podrán lograr en 2020, como se acordó.

Por eso, WWF pide a los países participantes que se comprometan a redoblar las medidas de conservación para alcanzar las metas de Aichi. Además, insta a acordar un proceso de elaboración del marco mundial de la diversidad biológica posterior a 2020 que sea coordinado, transparente y participativo.

Asimismo, la organización apoya firmemente la creación de un Nuevo Acuerdo global para la Naturaleza y las Personas, un acuerdo en el que los más altos niveles de gobierno, empresas y miembros de la sociedad trabajen juntos en una acción global urgente y decisiva que detenga la pérdida de la biodiversidad. Es necesaria una hoja de ruta que reconozca el vínculo intrínseco entre la salud de la naturaleza, el bienestar de las personas y el futuro de nuestro planeta.

WWF celebra también la continuación de la Agenda de Acción para la Naturaleza en Pekín, donde los representantes de gobiernos y empresas se unirán para confirmar los compromisos con el objetivo de detener el declive de la biodiversidad y restaurar la naturaleza en beneficio de las personas y del planeta.


Necesitamos tu ayuda para seguir adelante con el periodismo crítico, ayúdanos a no tener que depender de publicidad externa y que Contrainformación sea solo de sus lectores. Con 1, 2, o 3 euros al mes nos ayudarás a seguir mostrándote nuestros artículos críticos.

Ayúdanos a seguir ofreciendo Contrainformación.

Deja un comentario