Este viernes, el presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes, ha presidido en Barcelona la entrega de despachos a la nueva promoción de jueces, un acto al que por primera vez no asistía el Rey.

Lesmes, aprovechaba la ocasión para lamentar y expresar su «enorme pesar» porque no haya asistido el monarca. Tras finalizar el acto, explicaba además a los asistentes que el Rey lo había telefoneado para decirle que le habría gustado estar.

La Casa Real puntualizaba este viernes que la llamada entre Felipe VI y Carlos Lesmes ha sido de cortesía para felicitar a los nuevos jueces sin consideraciones institucionales respecto del acto ya celebrado.

El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, ha admitido que el rey no acudió a Barcelona por la cercanía del 1 de octubre, tercer aniversario del referéndum, y por la inminente sentencia de inhabilitación del presidente catalán Quim Torra.

Campo ha reconocido en una entrevista en Las mañanas de RNE que el Ejecutivo no solo buscaba velar por la seguridad del monarca, sino que además tenía intención de «velar por la convivencia» en Cataluña.

El gran Wyoming ha analizado en El intermedio la polémica protagonizada por el Gobierno, el rey Felipe VI y el presidente del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes.

«Un Gobierno de un lugar muy lejano decide que el rey no acuda a la entrega de despacho de los nuevos jueces en Cataluña, bajo el pretexto de garantizar su propia seguridad, aunque sin explicar demasiado bien cuáles son esas amenazas a la seguridad», ha explicado el presentador.

Por otro lado, añade Wyoming, el rey «un poco molesto llama al presidente del CGPJ saltándose a priori el precepto de que su agenda la marca el Gobierno, lo que enfurece a algunos ministros que cargan contra él en Twitter».

Por último, «Carlos Lesmes, el pícaro presidente del Consejo General del Poder Judicial,  parece que podría haber jugado con los plazos de la sentencia contra Quim Torra para caldear esta polémica y además filtró una conversación privada con el rey Felipe VI para que la oposición tuviese más munición con la que cargar contra el Gobierno», finalizó Wyoming.

Otros momentos destacados

Aunque en la reunión entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ambas partes subrayaron la buena sintonía que había entre las administraciones, la semana estuvo llena de choques y enfrentamientos.

«Pues qué poco les ha durado el amor. Sr. Sánchez, Sra. Ayuso, ¿qué les costaba ilusionarnos con una bonita historia de reencuentros, reconciliaciones, trabajo en común y amor entre banderas?», señalaba Wyoming.

«Tampoco les estamos pidiendo amor eterno, pero al menos un ‘aquí te pillo, aquí te confino’. ¡Qué pena! Esta historia de amor ha durado menos que un bote de gel hidroalcohólico en el Metro», ha añadido el presentador.

Según Wyoming, lo que está claro es que en estos momentos el Gobierno central y el de la Comunidad de Madrid están totalmente enfrentados y parece que cada vez más cerca de colisionar. «Creo que hace falta que alguien enderece el rumbo de ambas administraciones para evitar un choque fatal», ha zanjado el presentador del Intermedio.