El alcalde de Badalona y presidente hasta 2018 del PP catalán, Xavier García Albiol, recibió un poder general de una sociedad de Belice, un pequeño paraíso fiscal al norte de Centroamérica, tramitado a través de una gestora andorrana vinculada al banco Andbank. En declaraciones a laSexta García Albiol reconoció que fue apoderado de la sociedad en Belice, pero que la citada mercantil no tuvo actividad y que nunca hizo uso del poder que recibió.

Además, ha explicado que aceptó el citado poder en 2005, «en un momento en que no ostento cargos de gobierno o ejecutivo de representación política», para acometer proyectos empresariales. «Es cierto que recibí en 2005, hace 16 años, unos poderes para llevar a cabo actividades empresariales en Centroamérica y que una serie de personas, que nada tiene que ver con la política y nada tiene que ver con el PP, quisimos hacer proyectos personales», ha señalado. Asimismo, ha insistido en que entonces era «concejal de la oposición» y que esta era una «alternativa para abrir nuevos campos profesionales», aprovechándose de su conocimiento de países de la región, como Honduras, El Salvador o Guatemala.

El nombre de García Albiol figura en los Papeles de Pandora, los cuales revelan que se vinculó a la sociedad anónima belicense Luverne International Inc. el 7 de abril de 2005, según la escritura 6.879 del notario Diómedes Edgardo Cerrud suscrita en Ciudad de Panamá. La misteriosa firma se creó el 1 de enero de 2005 a través del despacho Alemán, Cordero, Galindo y Lee (Alcogal), uno de los catorce bufetes en el centro de esta investigación, y fue disuelta el 9 de diciembre de 2015.

Xavier García Albiol reconoce que fue apoderado de una sociedad de Belice abierta en Andorra / Imagen: EFE
Xavier García Albiol reconoce que fue apoderado de una sociedad de Belice abierta en Andorra / Imagen: EFE

Aunque se desconoce para qué utilizó el poder, un aval genérico y abierto de 23 puntos, el escrito confirió a García Albiol la capacidad para actuar en la compra y venta de propiedades, bonos, acciones y empresas. También la daba la posibilidad de abrir y cerrar cuentas corrientes y de ahorro en “instituciones nacionales y extranjeras”.

El documento permitía, además, gestionar depósitos y cajas de seguridad “en bóvedas de bancos” y recurrir a la compañía belicense para crear y disolver sociedades; presentarse a licitaciones públicas y privadas; comprar y permutar bienes, acciones y valores; además de cobrar rentas, créditos o extraer fondos y suscribir cheques. De hecho, el punto 15 recoge la capacidad para “tomar posesión real, corporal o simbólica de toda clase de bienes que correspondan a la sociedad”, tal y como indica El País.

Dos versiones diferentes

Según la investigación, el alcalde de Badalona no habría tenido que viajar a Centroamérica para el papeleo ya que un pequeño despacho de Andorra creado en 1997 por Andbank, Afsi, hizo de firma intermediaria y se encargó de tramitar la sociedad. Por lo tanto, tenía conocimiento absoluto sobre el tema.

Sin embargo, García Albiol ofreció dos versiones diferentes a El País y La Sexta al preguntarle por su vínculo con la sociedad de Belice Luverne International Inc. “Primera noticia. No me suena. ¿En Andorra?, ¿a mi nombre? Primera noticia. No me suena de nada esto. Yo no he estado en Belice nunca”, respondió el martes, cuando también aseguró desconocer que la mercantil fuera creada por un despacho andorrano. “¿Y el despacho está en Andorra? Me estoy quedando a cuadros”, dijo por teléfono.

Este miércoles en una segunda llamada, el dirigente pasó del “no me suena” a reconocer la existencia de la firma opaca, de la que dijo que fue creada por su entorno familiar para abrir “proyectos empresariales” en España y Centroamérica y que la mercantil no registró ingresos. “En 2005, decidí con otras personas ver la posibilidad de redactar proyectos de empresa en España o fuera. Yo entonces tenía contactos en Centroamérica, Salvador, Honduras y Guatemala. Es cierto que [la firma] estaba en Belice. Se trata de una sociedad que, en ningún momento, me ha dado rendimiento económico, incremento de patrimonio. No he cobrado ni un euro”, indicó.

En un comunicado a los medios difundido este miércoles a mediodía, García Albiol aclaró en La Sexta que participó en la empresa “junto a un grupo de personas que no tienen nada que ver con la política ni con el PP”.

En su última declaración de bienes, de 2019, García Albiol comunicó ser propietario de tres pisos, dos vehículos, cuentas bancarias con 121.000 euros, 56.000 euros en acciones y un velero con un valor de 80.000 euros.

El dirigente, además, figura desde diciembre 2004 como administrador único de la empresa de alquiler de inmuebles Incendo S.L., una firma sin bienes a su nombre que acumula unos activos de 103.973 euros y que arrojó unas pérdidas de 1.070 euros en el último ejercicio que presentó sus cuentas al registro mercantil, en 2016.

DEJA UNA RESPUESTA