Un número indeterminado de personas (las cifras que arroja la prensa baila entre los 2000 y los 5000 migrantes), llegaron este lunes por tierra o por mar al enclave español de Ceuta desde el vecino Marruecos.

Desde primera hora del día, las llegadas se sucedieron en este territorio español del norte de África, desde playas marroquíes situadas a pocos kilómetros al sur, indicó a la AFP un portavoz de la delegación del gobierno de Ceuta.

El pico de llegadas, favorecido por una evidente relajación del control de los agentes alauíes, se produce en un momento de tensión diplomática entre España y Marruecos, tras las quejas en el país norteafricano por el traslado a un hospital de Logroño del secretario general del Frente Polisario, Brahim Ghali, por «razones humanitarias».

Los recién llegados -a excepción de los menores migrantes no acompañados- han sido derivados a una nave industrial ubicada en los alrededores de la frontera del Tarajal, habilitada con literas proporcionadas por el Ministerio de Defensa.

Marruecos

Vox y el Ejército

El partido de extrema derecha Vox en Ceuta ha aprovechado la situación para lanzar proclamas populistas y reclamar de manera urgente, la presencia del Ejército y la Armada en la frontera con Marruecos para frenar lo que considera un «tsunami migratorio alentado por el país vecino».

En un comunicado, el partido ultra ha señalado que las autoridades de Marruecos «han decidido mirar para otro lado» mientras cientos de marroquíes cruzan a nado para llegar ilegalmente a la ciudad autónoma y ya son más de 2.700 «y no paran de llegar» hombres, adolescentes e incluso mujeres y niños.

Ante esta avalancha, «que está lejos de parar», Vox Ceuta exige una intervención inmediata, por tierra y por mar, y que sean los efectivos de las Fuerzas Armadas los que apoyen a Guardia Civil y la Policía Nacional.

Por supuesto, el mensaje xenófobo también ha surgido. El presidente de Vox Ceuta, Juan Sergio Redondo, insiste en exigir la expulsión de los inmigrantes ilegales que han llegado a la ciudad y que sean devueltos a su país y apunta a la necesidades de que España denuncie a Marruecos ante instancias internacionales para que se sancione, económica y políticamente al país vecino.

A nivel nacional, también Santiago Abascal, presidente de Vox, se ha pronunciado al respecto. Abascal exige que se despliegue el Ejército en Ceuta y critica la «inacción cobarde y criminal» del Gobierno. «Marruecos está invadiendo Ceuta con miles de asaltantes por la inacción cobarde y criminal del Gobierno que ha rendido nuestra frontera sur», ha escrito el líder de Vox en un mensaje publicado en la red social Twitter.

La mezcla de xenofobia y populismo también se ha dejado ver en los comentarios de Abascal, que ha pedido también que se despliegue al Ejército para «la expulsión de los invasores» por algo que necesita una solución política, al tiempo que ha anunciado que se desplazará hoy hasta la ciudad autónoma.

La llegada masiva de migrantes a Ceuta se produce tras las advertencias de  Marruecos por acoger al líder del Polisario - Vozpópuli

Crecimiento de los mensajes de odio

El Observatorio Español de Racismo y Xenofobia, Oberaxe, ha detectado en marzo y abril -coincidiendo con la campaña del 4M en Madrid- un significativo aumento de mensajes de odio contra el colectivo de menores extranjeros no acompañados, que representa el 22% del total. En enero y febrero, fue el 11% del conjunto, por lo que este tipo de contenido en las redes españolas se ha duplicado en estos dos meses.

https://twitter.com/SEstadoMigr/status/1392889341345771522?ref_src=twsrc%5Etfw%7Ctwcamp%5Etweetembed%7Ctwterm%5E1392889341345771522%7Ctwgr%5E%7Ctwcon%5Es1_&ref_url=https%3A%2F%2Fwww.radiocable.com%2Fduplican-mensajes-odio-menores-inmigrantes841.html

El boletín de monitorización de discursos de odio «online» surgió durante la pandemia con la finalidad de valorar el discurso de odio, inicialmente contra la población asiática. Pero se ha transformado en un análisis diario y sistemático, con periodicidad bimensual, del discurso de odio en las plataformas como YouTube, Twitter, Facebook, Instagram y TikTok. Y además se amplió la monitorización a mensajes de motivación xenófoba, racista y antimigración.

Entre el 1 de marzo y el 31 de abril de este año, el Oberaxe registró un total de 455 contenidos de discurso de odio hacia menores inmigrantes que supusieron un 22% del total. De los 455 mensajes detectados y comunicados a las plataformas digitales, la mayoría provenían de usuarios particulares y 246 fueron retirados de las redes tras ser denunciados.

El 22% de mensajes de odio online contra menores extranjeros no acompañados en marzo y abril de 2021 conviven con el discurso anti-inmigrantes (sin especificación de edad) que alcanzó el 28,6% del total, suponiendo más del 50% del total de contenido de odio registrado por la monitorización del Oberaxe. En enero y febrero era del 46,1%.

Fuentes: Europa Press, Radiocable, Agencias.

 

1 Comentario

DEJA UNA RESPUESTA