Vox vuelve a estar en el centro de la polémica por su xenofobia después de atacar a Gerardo Pisarello, nacido en Argentina y residente en Barcelona. Vox se refirió al diputado por Barcelona de En Comú Podem como “extranjero” y señaló que no es lógico que no “le hayamos devuelto a Argentina con una patada en el culo”.

Imagen

El partido ultra respondía a un tuit en el que el diputado en el que criticaba al rey Felipe VI por llamar al presidente del Poder Judicial para transmitir a los jueces que le hubiese gustado estar en el acto de entrega de despachos en Barcelona, una ausencia que ha suscitado polémica.

Pisarello opinó que la llamada del Rey no está autorizada políticamente, por lo que considera que es “un acto abierto de desobediencia constitucional, inaceptable en una Monarquía sometida al principio democrático”. Además, añade que “por este camino, será la prepotencia y la ineptitud de los Borbones las que precipitarán su fin”.

El partido que dirige Santiago Abascal ha respondido al diputado de En Comú Podem. “Cuando un extranjero que mancilla la bandera y apoya un golpe separatista se sienta en la Mesa del Congreso, lo lógico es que mancille la Mesa y ataque al Rey que se enfrentó al golpe. Todo lógico, excepto que no le hayamos devuelto a Argentina con una patada en el culo”, señalaron.

El tuit xenófobo ha desatado un alud de reacciones solidarias en las redes sociales por parte de políticos, entre ellos, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, quien ha dado todo su apoyo al miembro de la Mesa, a quien ha definido como “un demócrata comprometido y un hombre de paz”, al tiempo que ha asegurado que “el fascismo es la mayor amenaza a la democracia” y que es “inaceptable” que partidos como PP y Cs “le abran la puerta de las instituciones y se alíen con ellos”.

Pisarello ha respondido a estos ataques de la formación ultra a través de su cuenta de Twitter, señalando su que su antifascismo le viene de familia: «A ver, soy hijo de un abogado asesinado por plantar cara a la dictadura de Videla, nieto de republicanos andaluces y padre de dos jóvenes republicanos catalanes».

El diputado de Barcelona en Comú Tendréis que hacer algo más que ladrar y embestir para conseguir que renunciemos a “la funesta manía de pensar”