El histórico dirigente nacionalista gallego Xosé Manuel Beiras ha dicho este jueves que Vox debería ser un partido ilegalizado y ha comparado a la formación política de Santiago Abascal con Herri Batasuna, que «fue ilegalizada por mucho menos en su momento«.

«¡A mí qué me importa lo que va a sacar Vox en las elecciones!«, ha respondido a una periodista que le ha preguntado por la irrupción de Vox en las pasadas elecciones generales.

Tras la presentación de su último libro, «Nuredin el taxista y Amedine el pintor», en A Coruña, Beiras ha comentado sobre el partido de Abascal que «el caso es que se pueden presentar a las elecciones» y ha recordado que «EH Bildu las pasó negras para ser legalizada«, por lo que ha mostrado su malestar con la nueva formación de la derecha diciendo con ironía que «los señores de Vox son unos santos«.

El político nacionalista gallego ha lamentado el sistema electoral español que otorga sus escaños a través de la Ley D’ont y se ha alineado con el filósofo griego Aristóteles que afirmaba que «la democracia no es la aritmética de las mayorías y minorías».

El fundador de Anova e histórico nacionalista ha reivindicado que Anova y él, en particular, no dejaron de «dialogar hasta última hora» para que se garantizase la coalición que en su momento dio lugar a En Marea. «Hay cuadros políticos que predicaban aquello de la casta y que había que acabar con la casta y que están configurando una nueva casta«, ha reprochado.

En el caso de Anova, ha insistido en que «siempre» intentó «fórmulas de unidad«. «No soy nada responsable de que se hiciese todo lo contrario en cierto momento», ha dicho Beiras, para quien eso evidencia falta de «cultura democrática«.

«No se puede predicar fraternidad y ejercitar el fraticidio«, ha sentenciado también el histórico dirigente nacionalista, quien ha asegurado que esto está pasando «mucho» tanto en la política española y europea como a nivel internacional.